Edición Impresa
Martes 09 de Junio de 2015

Un candidato en problemas

En Capitán Bermúdez hay mucha gente indignada y no es para menos.

En Capitán Bermúdez hay mucha gente indignada y no es para menos. El comentario en toda la ciudad es que la Municipalidad ha sido notificada  de que debe abonar más de 4.400.000 pesos por un contrato firmado e incumplido por el entonces intendente Daniel Cinalli. Lo llamativo es que justamente quien originó esta deuda —que en definitiva pagarán todos los vecinos— se presenta nuevamente como candidato a intendente en las elecciones del próximo domingo. Lo cierto es que en la ciudad el clima está caldeado. “Esto no es obra de la política, sino de los malos dirigentes políticos, pero la culpa es de nosotros que no tenemos memoria y los votamos”, se le escuchó decir enojado a un viejo militante peronista en una descarnada autocrítica.

Mejor no hablen

La reunión del consejo nacional del PRO el viernes pasado sobresalió por la ruidosa negativa a acordar con Sergio Massa. El rechazo fue liderado por Jaime Durán Barba y Marcos Peña. Sin embargo hubo otra disputa todavía solapada que se asomó de cara al cierre de lista de candidatos, sobre quién será el compañero/a de fórmula de Mauricio Macri. Pese a que ambos se habían desentendido en un inicio de la pelea, trascendió que tanto Peña como Gabriela Michetti quieren ese sillón de privilegio y están en campaña para ser elegidos por el jefe. Lo cierto es que en Mar del Plata hubo un grupo de dirigentes del interior que quiso manifestarse públicamente para expresar su apoyo a Michetti, pero no tuvieron suerte. Primero, no les dieron el micrófono —¿habrá sido Marcos?— y después la llegada abrupta de Macri a la reunión clausuró la posibilidad de discursos y dio por terminado el encuentro.

Una jueza enojada

La jueza Sandra Arroyo Salgado, ex esposa del fiscal fallecido Alberto Nisman, se enojó con Mirtha Legrand el pasado sábado a la noche. Es que durante el programa de televisión la diputada Elisa Carrió aseveró que la magistrada “es Side” y que responde al espía Antonio Stiuso. Tras una pausa, la conductora reveló al aire que la llamó Arroyo Salgado y que, enojada, se quejó: “Pensé que era un programa serio”.

Comentarios