Información Gral
Miércoles 28 de Septiembre de 2016

Un cadete del Liceo Militar dejó grave a otro de un golpe artero

Un adolescente de 16 años, estudiante del cuarto año en el Liceo Militar del Ejército, en Buenos Aires, permanecía anoche en grave estado tras haber sido agredido por un compañero, que quedó detenido.

Un adolescente de 16 años, estudiante del cuarto año en el Liceo Militar del Ejército, en Buenos Aires, permanecía anoche en grave estado tras haber sido agredido por un compañero, que quedó detenido.

Nicolás Prastaro, internado en el Hospital Eva Perón con un grave traumatismo de cráneo, fue golpeado desde atrás, en la nuca, por otro cadete, Emanuel Sánchez, cayó y dio con su cabeza contra el piso.

La directora ejecutiva del Hospital Eva Perón, Amelia Franchi, dijo anoche que el chico "salió del coma farmacológico, respira por sus propios medios y comienza a responder a algunos estímulos", en el marco de una evolución favorable.

El padre del chico golpeado, Roberto Pastraro, declaró: "Mi sobrina es cadete semi internada en el colegio y Nicolás le contó que en un momento, en el baño, le hicieron «calzoncillo chino», una tortura que ellos comúnmente hacen" (consistente en estirar los elásticos de las prendas interiores, con riesgo para la zona genital) y continuó: "Según una declaración de un preceptor, cuando Nicolás se va caminando al aula, Sánchez le grita: «Cuando te hablo, me mirás. Date vuelta», le dio un golpe en la nuca y cayó desvanecido".

Según Pastraro, un profesor de biología le hizo "RCP o resucitación" a Nicolás "porque no sentía los latidos del corazón" de su hijo, quien además "estaba con convulsiones".

Las autoridades del Liceo informaron por su parte que Emanuel Sánchez está detenido "por lesiones graves" en la Comisaría 9 de Villa Bosch, en el partido Tres de Febrero.

El padre de la víctima aseguró: "Este podría haber sido un nuevo caso Carrasco, si no ocurría en Buenos Aires, mi hijo hoy estaba muerto", aseguró. Y continuó: "Sánchez muy probablemente salga libre porque hay pocos testigos que se animen a declarar por miedo al apriete. Tiene 19 años, está en el Liceo habiendo repetido, y me comentaron que ya estuvo involucrado en otros hechos de violencia".

Comentarios