Cartas de lectores
Martes 19 de Julio de 2016

Un bicentenario olvidado

Este 20 de julio los argentinos debemos recordar el bicentenario de la oficialización de nuestra bandera.

Este 20 de julio los argentinos debemos recordar el bicentenario de la oficialización de nuestra bandera. Efectivamente, ese mismo día de 1816 los congresales de Tucumán aprobaron el decreto que oficializó los colores celeste y blanco de la bandera que Belgrano creó el 27 de febrero de 1812. Cuando se declaró la Independencia resultó natural que se adoptara una enseña para el nuevo Estado. Con toda lógica, los diputados Gascón y Juan José Paso promovieron como bandera oficial la que hoy nos identifica. El día 20 el Congreso lo votó en forma unánime y el 25 de julio se aprobó la redacción del decreto de oficialización. Como bien lo destacaron aquellos hombres, no era oportuno colocar al paño ningún emblema, por que todavía no se había resuelto sobre la forma de gobierno; es decir, si formaríamos una república o nos regiría un monarca, en consecuencia se la llamó "bandera menor". Como la indefinición se prolongó, fue recién en 1818 que el mismo Congreso aprobó la "bandera de guerra" de la Nación, colocando el sol en el centro de la franja blanca. Según las costumbres de la época, las banderas oficiales sólo las usaban los ejércitos, navíos de guerra, fortalezas y autoridades nacionales. Los civiles empleaban banderas más sencillas y económicas, que por tradición fueron llamadas "mercantes". En 1985 una ley del Congreso autorizó que todos los argentinos, sin distinción alguna, pudiéramos emplear la bandera con sol. En cuanto al sol, recién en 1943 se estableció que su diseño debía ser igual al que adoptó la Asamblea de 1813 y se plasmó en la primera moneda patria; esto se ratificó en 1944. Sin embargo, las representaciones del astro fueron muy diversas; por esta razón, en 2010 se decretaron precisas normas técnicas para asegurar la uniformidad del diseño; sin embargo aún pueden observarse banderas cuyo sol no se corresponde al modelo oficial. Por nuestra parte consideramos que una fecha tan significativa como el bicentenario de la oficialización de nuestra bandera, nada menos, no podía pasar desapercibido entre las preocupaciones cotidianas. En definitiva, más allá de toda diferencia; de toda grieta; de todo sentir o ideología los argentinos nos identificamos en ella, nuestra bandera.

Miguel Carrillo Bascary / Presidente de la Junta de Historia de Rosario

Comentarios