Información Gral
Domingo 03 de Julio de 2016

Un bebé de dos años sobrevivió dos días perdido en el monte misionero

Desapareció del campamento de un yerbatal el jueves y lo encontró ayer la policía, que lo buscó hasta con un drone. Se recupera.

Un niño de apenas dos años que pasó dos días perdido a la intemperie, en una zona de yerbatales de Misiones, fue encontrado desvanecido y aferrado a un juguete ayer a la mañana, en cercanías de un arroyo. Anoche a las 23, luego de horas de internación y asistencia en un hospital de Oberá, el nene se recuperaba favorablemente.

Octavio Leonel Da Silva, de dos años, hijo de tareferos, fue hallado a las 10.30 por los policías que lo buscaron durante dos días y hasta con un drone, tras haber desaparecido el jueves a la mañana de un campamento de cosecheros de yerba mate.

El monte en el que de repente no se lo vio más está ubicado entre la localidad de Dos de Mayo (de 7.000 habitantes) y la ciudad de San Vicente (45.000 hab.), en la zona central de la provincia de Misiones.

Los efectivos que rastrillaban descubrieron al pequeño tendido y semitapado por los pastos secos. Sostenía un camioncito de color verde entre sus manos y emitía un leve gemido. Una vez que lo alzaron, el trémulo lamento se transformó en un grito agudo de llanto. Primero los policías le quitaron la ropa húmeda, luego le proporcionaron unos sorbos de agua, le colocaron una manta y lo trasladaron a una unidad de socorro montada en el mismo campamento donde había desaparecido. Un canal de YouTube muestra los instantes: https://goo.gl/0259Hd. El video lo subió el diario El Territorio.

Una vez proporcionados los primeros cuidados, la policía trasladó al chico al hospital público de San Vicente, donde los médicos revisaron su estado de salud y se sorprendieron. Aunque mostraba signos de enfriamiento y deshidratación, Octavio Leonel había estado siempre consciente.

Para esos minutos el gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, se encargaba de comunicar la feliz novedad a través de su cuenta de Twitter @passalacquaok: "Octavio Da Silva ya está con su familia. Una gran noticia! Felicito a todos los que trabajaron en estas largas horas de búsqueda".

A la tarde, el pequeño fue trasladado desde San Vicente a otro hospital de Oberá, cerca de Posadas, la capital.

El Pombero. La historia también tuvo sus ribetes y conmocionó durante los dos días a gran parte de la población de Dos de Mayo y de San Vicente, que la siguió a través de los medios.

Y es que los padres del niño, cosecheros de yerba mate y trabajadores de los campos, al momento de denunciar su desaparición (el jueves a las 13.40 ante la policía ) dijeron que al pequeño se lo había llevado el Pombero, personaje de cuya existencia no dudaron en ningún momento.

El Pombero, un ser de la mitología guaraní muy popular en Paraguay y en zonas argentinas de Misiones, Corrientes y Entre Ríos —además de regiones del sur de Brasil—, habita los bosques y castiga a quienes dañan a la naturaleza.

Según la creencia, el Pombero asusta, acosa y viola a las mujeres, asesina a los hombres y rapta los hijos de las parejas. También toma represalias contra quienes osan pronunciar su nombre en voz alta o se burlan imitando su silbido que, según cuentan, sería escalofriante y dura hasta 30 segundos en la inmensidad del bosque y de la noche.

Si uno bucea en los orígenes, la ciudad misionera de San Vicente, cuyos primeros pobladores fueron precisamente aborígenes, concentra hoy en día una de las más importantes comunidades guaraníes de Misiones. El departamento en el que está enclavada, y del cual es la ciudad más importante, es el departamento Guaraní.

Operativo y drone. La patrulla que encontró a Leonel lo hizo al borde de un arroyo conocido como El Saltiño.

Gilberto "Tito" Da Silva y Viviana Marisel Lemos, los padres de la criatura, al denunciar el hecho, provocaron que de inmediato la policía dispusiera un operativo a unos 15 kilómetros de la ruta nacional 14, una de las más importantes que atraviesa el territorio misionero.

Montados a caballos y con el apoyo de un drone que a las pocas horas decidió enviar la jefatura de la policía provincial, unos 100 uniformados comenzaron la tarea de rastrillaje en inmediaciones del paraje conocido como Colonia Milagros, límite entre los municipios de Dos de Mayo y San Vicente. El viernes la tarea culminó sin novedades temiéndose lo peor por la salud del nene.

Finalmente a las 10.30 ocurrió el feliz desenlace. Anoche, igual, los investigadores insistían en que cabría determinar si el chico llegó hasta dicho punto por sus propios medios o si alguna persona lo abandonó frente a la repercusión que estaba tomando el caso. Una fuente cercana al operativo de búsqueda dijo también que "ahora los médicos deberán determinar el estado general de salud del nene", pero que al margen de ello continuarán con las investigaciones tendientes a precisar qué ocurrió en esas 46 horas en que estuvo desaparecido.

El niño el jueves se encontraba con sus padres y otros trabajadores en el campamento montado con polietileno y ramas, signo de la precariedad que caracteriza el oficio. En un momento de descuido, cuando la mayoría se alejó para ejercer la tarea, el nene desapareció.

Además de los padres al momento de hacer la denuncia, hubo otros tareferos que también se mostraron convencidos de la intervención del Pombero —según lo reflejaron algunos medios misioneros— pero sosteniendo un argumento que de alguna manera ilustra el carácter de la creencia.

Los campesinos apuntaron que el padre de "Tito" Da Silva (el abuelo del nene) solía dejarle en el monte, al Pombero, caña y tabaco negro, tradición que interrumpieron los familiares que quedaron en el oficio, por lo que el "duende" del monte sintió la ofensa y decidió el castigo.

Comentarios