La ciudad
Domingo 12 de Junio de 2016

Un bebé cayó de una incubadora en la Maternidad Martin y sufrió traumatismo de cráneo

Tenía sólo cuatro días cuando se produjo el episodio. Evoluciona favorablemente. Las autoridades investigan el caso.

Con apenas cuatro días de vida, un bebé cayó de una incubadora en la Maternidad Martin, desde algo más de un metro de altura. Producto del golpe el recién nacido sufrió un traumatismo de cráneo. Según las autoridades del centro de salud el chiquito evoluciona favorablemente pero su bajo peso (2.200 kilos) obliga a que siga en la sala de Neonatología. Las razones de la caída están siendo investigadas, pero los padres del nene denunciaron que el chico habría caído por la falla de una de las aberturas del aparato. A raíz del caso, el municipio estudia colocar cámaras de seguridad en el área (ver aparte).

   Mikeas nació el lunes pasado en una cesárea programada por un retraso en el crecimiento. El jueves cayó al suelo desde una de las incubadoras del centro de salud ubicado en el centro de la ciudad.

   "Estamos investigando lo ocurrido para saber qué paso. La verdad es la primera vez que nos ocurre algo así. Estamos muy apesadumbrados por esta situación, tanto el personal como las autoridades", dijo a La Capital el subdirector de la Maternidad Martin, Alberto Leroux.

   El obstetra señaló que la incubadora donde estaba Mikeas "se está revisando y haciendo todos los exámenes necesarios para ver si hay algún problema de equipamiento. Además se ha conversado con todo el personal".

   En ese sentido contó que el habitáculo tiene "una tapa de acrílico para mantener la temperatura y cuatro orificios. Una opción, pero es una mera conjetura, es que el bebé se haya movido, como se mueve en la panza de la madre y se haya caído por uno de esos espacios".

   "No puedo señalar culpables —siguió— porque no tenemos. El área de Neonatología tiene unas diez enfermeras más las mucamas trabajando. Cuando los tenga, los daremos a conocer porque no hay nada que ocultar. Se está haciendo un sumario interno, como ocurre siempre, para deslindar responsabilidades y modificar estrategias de cuidado".

   Al respecto, mencionó que la dirección de la Maternidad evalúa por estas horas colocar un sistema de cámaras de seguridad en el área.

   Sobre el estado de salud del chiquito, Leroux precisó que "evoluciona favorablemente, se le hicieron dos tomografías y está en buen estado. No hubo evolución mayor del hematoma que hubiera requerido otro tratamiento. Ahora está en otra incubadora y su madre cada tres horas le da la teta".

   No obstante, remarcó que "al tratarse de un bebé de muy bajo peso, de tan sólo dos kilos 200 gramos requiere seguir en Neo, monitoreado de cerca por todo el personal médico".

   En declaraciones a Canal 3 los padres del chico expresaron ayer su indignación por lo ocurrido y por la falta de información por parte de las autoridades.

   "Una de las enfermeras dijo que se cayó por un huequito, pero por ese agujero no se puede caer nunca un bebé. No se mueve porque es recién nacido. No entiendo qué pasó", dijo Belén, madre del chico.

Comentarios