Edición Impresa
Martes 24 de Junio de 2008

Un barbijo ahí

Al prolijo dispositivo de apoyo para el más de un millar de atletas que participaron del maratón del domingo, en el que se repartieron bebidas y bananas ricas en potasio para quienes aceptaron el reto de recorrer los 42 kilómetros de la prueba le faltó algo: un barbijo para cada competidor. Es que frente a la Unidad 3...

Al prolijo dispositivo de apoyo para el más de un millar de atletas que participaron del maratón del domingo, en el que se repartieron bebidas y bananas ricas en potasio para quienes aceptaron el reto de recorrer los 42 kilómetros de la prueba le faltó algo: un barbijo para cada competidor. Es que frente a la Unidad 3, un barco llenaba su bodega sin parar y volaba una molesta nube de polvillo que envolvía toda la zona. Claro que no fue un problema de imprevisión sino de contaminación.

 

Son prevenidos. Los motoqueros del Grupo Custom Rosario se han convertido en todo un ejemplo que más de un funcionario se ha encargado de elogiar. Es que los muchachos organizan salidas a diversos destinos. El domingo pasado, por ejemplo, hicieron una escapada a Victoria. Como siempre, se juntaron a la mañana en el parque Independencia todos con su casco puesto. Después, en la ruta, los motoqueros más veteranos se ubican estratégicamente durante las marchas para dar recomendaciones de manejo a los más novatos. Bien ahí.

Comentarios