Escenario
Miércoles 05 de Octubre de 2016

Un autor clásico para una road movie con espionaje y dinero sucio

Basada en una novela de John Le Carré, el filme es protagonizado por Ewan McGregor como un hombre común en una situación extraordinaria.

John Le Carré, el escritor y ex agente británico detrás de algunas de las películas más taquilleras de Hollywood, vuelve al cine por séptima vez con "Un traidor entre nosotros", basada en otra de sus novelas. El filme que se estrena mañana, está protagonizado por Ewan McGregor y Naomie Harris como una pareja de ingleses que casi por casualidad se ven inmersos en una red de lavado de dinero y que quedan atrapados entre la Mafia rusa y el Servicio Secreto británico, al cual perteneció le Carré durante la Guerra Fría (ver aparte).

Los personajes de McGregor y Harris, Perry y Gail, pasan sus vacaciones en Marruecos tratando de recomponer su pareja, cuando se ven arrastrados a un tipo de vida que desconocen de lujos y ostentación al relacionarse con Dima (Stellan Skarsg†rd), que resulta ser el lavador de dinero más importante de la mafia rusa. Cuando Dima se siente amenazado de muerte por sus jefes, decide desertar a Gran Bretaña a cambio de información sobre los rusos, tanto de la mafia como del Estado y para eso necesita de Perry.

"Una de las fortalezas de la obra de John Le Carré es la incorporación de temas sumamente importantes a una montaña rusa de suspenso", dice el guionista Hossein Amini sobre la novela de Le Carré. Amini, autor de los guiones de "47 Ronin" y "Blancanieves y el cazador", añadió que "la película pone al público en la piel de una pareja inocente, a quien el peligro la acecha en todas las esquinas. Pero, al mismo tiempo y a lo largo de la historia, Le Carré dice mucho sobre el mundo de los años posteriores a la crisis económica mundial de 2008 y sobre la influencia de Rusia y Europa en Gran Bretaña".

"Era una historia muy fuerte, con la que uno podía sentirse identificado muy fácilmente", dijo el productor Simon Cornwell, que también es el hijo de le Carré. "Una pareja conformada por un hombre y una mujer comunes atrapados en un mundo que los supera. Era algo muy natural para llevar a la pantalla".

Ambientada en Londres, Marrakech, París, Berna y los Alpes franceses, la directora Susanna White, con una extensa carrera en lanzamientos de HBO y la BBC, se volcó hacia el aspecto cinematográfico de la historia, así como también a sus temas contemporáneos.

"Lo que me atrajo fue que es una historia muy moderna", explicó White. "Crecí con Le Carré, y la mayoría de sus historias echan una mirada hacia el pasado y están ambientadas en un mundo de interiores oscuros. En cambio, «Un traidor entre nosotros» es un gran road movie que atraviesa cinco países".

"De todas maneras, es una obra fiel Le Carré", agregó. "La gente del MI6 debe estar trabajando en el antiterrorismo. Para el papel de Luke, que forma parte de esa organización, seleccioné deliberadamente a Khalid Abdalla, un actor de Medio Oriente, porque ese es el MI6 que tenemos ahora. Espero que a la gente le haga reflexionar sobre el mundo en el que vivimos", apuntó.

Damian Lewis, quien encarna al agente MI6 Hector Meredith y colega de Luke, explica que "Un traidor entre nosotros" es tanto una película basada en el personaje como thriller de suspenso. "No es un «¿quién lo hizo?» sino más bien un «¿pueden hacer eso?»".

En ese sentido, la directora añadió: "Hay mucha expectativa en torno a hacer una película de le Carré", dice White. "El público se imagina a la gente reunida en callejones, un montón de interiores oscuros, por lo general se imagina un mundo gris amarronado del pasado. Parte de mi desafío como directora era aportar algo nuevo a la exploración de las áreas que quería incursionar. Pero a su vez, no quería que los seguidores de Le Carré se sintieran decepcionados".

"Uno de los temas de la obra de Le Carré es que el Reino Unido casi ha disminuido como potencia mundial, pero todavía tenemos estos valores británicos que vienen de una época en que Gran Bretaña estaba en la cima del mundo y tenía una responsabilidad moral", sugiere Amini.

"A medida que ese poder ha disminuido, esa moral se ha convertido en algo como compromiso. El escritor está muy interesado en el impacto que la disminución del poder británico ejerce sobre el sistema moral. De eso se trata nuestra película. Hay quienes están dispuestos a enfadar a las autoridades rusas para ayudar a escapar a este hombre Dima, y hay quienes se oponen a eso y probablemente estén trabajando con los rusos, todo ello dentro del sistema británico".

Un traidor entre nosotros envuelve esas cuestiones de peso dentro de imponderables universales, incluyendo lo que significa ser un hombre en el siglo XXI. "El personaje de Perry está luchando para descubrirse a sí mismo", dice White. "Al principio de la película se siente perdido, su esposa es mucho más exitosa que él y el propósito de su viaje es redefinirse a sí mismo como hombre, cosa que descubre en sus vivencias con Dima. Así que también tenemos una pareja en crisis que necesita sanar y reparar su relación".

Comentarios