La ciudad
Viernes 17 de Febrero de 2017

Un automóvil terminó incrustado en un pelotero

Un espectacular accidente de tránsito terminó con un auto incrustado en un pelotero ubicado en la esquina de Superí y Anchoris, en el barrio Alberdi Oeste.

Un espectacular accidente de tránsito terminó con un auto incrustado en un pelotero ubicado en la esquina de Superí y Anchoris, en el barrio Alberdi Oeste. Afortunadamente el negocio, cuyo público esencial está integrado por niños, estaba cerrado.

El episodio sucedió en horas del mediodía de ayer, cuando el conductor de un Volkswagen Polo gris oscuro se subió a la vereda y chocó el vehículo con gran violencia contra la persiana del local Cantata, en Superí 1391, hundiéndola y metiéndose dentro del salón.

Quejas

"En esta esquina nadie respeta nada, hubo un choque y un auto terminó adentro del negocio, gracias a Dios no estábamos trabajando y el tremendo accidente no pasó a mayores", contó David, propietario del negocio, visiblemente preocupado por la violencia de la colisión.

"Hace un par de años pasó lo mismo, el local todavía no se había construido, pero un auto chocó y terminó adentro del baldío que había en este lugar antes de que se abriera el comercio", agregó el dueño del pelotero, quien pidió "prudencia" a los conductores que circulan por la zona. "Es necesario manejar más despacio y con responsabilidad", sostuvo el referente del negocio.

Comentarios