El Mundo
Viernes 15 de Julio de 2016

Un atentado terrorista golpea otra vez a Francia: al menos 80 muertos

En plenos festejos por el día nacional, un terrorista lanzó un camión a toda velocidad contra la multitud en la ciudad de Niza

El terrorismo islámico volvió a castigar con extrema dureza a Francia, y lo hizo en la fecha nacional, el 14 de julio. Al menos 80 fallecidos y 100 heridos causó un terrorista que lanzó un camión a toda velocidad contra una multitud reunida en el bulevar costero de la ciudad de Niza. El conductor fue abatido y en el vehículo se encontraron gran cantidad de armas, municiones y granadas. El terrorista, que disparaba contra la gente mientras manejaba el camión, sería un francés de origen tunecino de 31 años. La técnica del ataque recuerda a la usada en ocasiones en Israel por extremistas palestinos. En tanto, se temió una escalada de atentados cuando en plena conmoción por el ataque en Niza se vieron imágenes impactantes de la Torre Eiffel envuelta en humo. Luego se explicó que los fuegos artificiales lanzados allí poco antes habían prendido fuego a un vehículo cercano.

Francia es un objetivo declarado del extremismo islámico más violento, en especial del Estado Islámico y Al Qaeda. Ayer mismo se había anunciado el pronto fin del estado de excepción, vigente desde los ataques de noviembre pasado, medida que luego se dejó sin efecto..Anoche había dudas si el ataque era obra de una célula o de un "lobo solitarios. El Estado Islámico (Isis, por sus siglas en inglés) celebró el ataque en las redes sociales y portales afines, pero no se adjudicó en forma directa la agresión.

Al menos 80 personas según datos provisionales fueron asesinadas, atropelladas por un camión de mediano porte lanzado contra la multitud durante los festejos del 14 de julio, la fiesta nacional francesa, en el Paseo de los Ingleses de Niza, la costanera de esta conocida ciudad sobre el Mediterráneo. El vehículo fue lanzado a gran velocidad contra una masa de personas entre las que abundaban las familias con niños, según pudo verse en diversos videos subidos a las redes sociales. La gente se había reunido para ver los fuegos artificiales. El camión, blanco y de tamaño intermedio, recorrió más de dos kilómetros antes de detenerse, según un periodista de AFP presente en el lugar.

Crudo testimonio. Otro periodista, Damien Allemand, del diario local Nice Matin, contó que apenas terminaron los fuegos de artificio comenzó a escuchar gritos. "Un enorme camión blanco vino a una velocidad demencial, girando para golpear a la máxima cantidad de gente posible. He visto cuerpos volar por el aire como bolos de bowlling. Nunca lo voy a olvidar".

El diario local Nice Matin informó más tarde que el autor del atentado era un francés nacido en Niza de origen tunecino de 31 años. Este medio aseguró que el extremista disparó sobre la multitud a la vez que manejaba en zigzag. El alcalde de Niza confirmó este detalle, que marca la ferocidad del atacante.

El terrorista y conductor fue abatido por ráfagas de armas automáticas de la policía. En los primeros momentos no se descartaba que hubiera un segundo terrorista que habría logrado escapar entre la multitud, pero luego esto se descartó. La primera alerta de que se trataba de un atentado y no de un accidente —como erróneamente informaron agencias de noticias— fue lanzado por el jefe del departamento Provenza-Alpes-Costa Azul, Christian Estrosi, en Twitter. Esta red social se distinguió por la rapidez en transmitir la información desde el lugar. El infierno se desató poco antes de las 23 hora local. El camión blanco, de aspecto inofensivo, comenzó a arrollar gente en el paseo marítimo de Niza cuando se había congregado una multitud festiva y despreocupada.

Desesperado intento. Varias personas intentaron impedir que el camión continuara su carrera contra la multitud "pero iba a demasiada velocidad", según contó uno de los testigos. Cuando ya había recorrido dos kilómetros desde el punto de partida, los agentes de policía lograron detener el vehículo, acribillando el frente del vehículo. El conductor quedó muerto en el lugar. En el interior del camión se localizaron fusiles y granadas. La hipótesis de una toma de rehenes, que circuló intensamente en las redes durante varios minutos, fue desechada. "No hay rehenes", aseguró el Ministerio de Interior en un tuit.

En plena conmoción por el ataque, el alcalde de Niza, Christian Estrosi, pidió a los ciudadanos que no salgan de sus casas, también a través de Twitter. "Queridos ciudadanos, el chofer de un camión parece haber causado decenas de muertos. Quédense en casa por el momento", pidió el alcalde. Pasada la una de la madrugada, la policía insistió en el mismo consejo, ante la posibilidad de que el conductor del camión tuviera cómplices. Luego este riesgo fue desechado.

El presidente de Francia, François Hollande, volvió desde Avignon para una reunión de la unidad de crisis en el Ministerio de Interior, junto con el primer ministro Manuel Valls. Hollande culpó del ataque al "terrorismo islámico", sin dar más precisiones.

Analistas franceses señalan al Estado Islámico como casi seguro responsable y recordaron que su aparato de propaganda incita a atropellar "infieles". El Estado Islámico publicó anoche imágenes de la masacreial en los canales que maneja en la red Telegram. Pero no reivindicó la autoría. Sin embargo, el protagonismo del Estado Islámico lo hace el principal candidato.

Comentarios