Información Gral
Martes 21 de Junio de 2016

Un argentino compró 56 objetos nazis en una subasta en Alemania

Se ofrecieron 169 reliquias nazis procedentes de la colección del médico estadounidense John K. Lattimer.

Un argentino desembolsó más de 600 mil euros (casi 700 mil dólares) para hacerse con 56 objetos personales del líder nazi Adolf Hitler y del comandante Hermann Goring durante una polémica subasta organizada el fin de semana en la ciudad alemana Munich, publicó ayer el diario local Bild.

En la subasta organizada por la casa de remates Hermann Historica en la capital bávara se ofrecieron 169 reliquias nazis procedentes de la colección del médico estadounidense John K. Lattimer, responsable de la asistencia médica a los acusados durante los procesos de Nuremberg, que tuvieron lugar tras la Segunda Guerra Mundial, según consignó la agencia DPA.

Entre los objetos se encontraba la última chaqueta del uniforme de Adolf Hitler, por la que el argentino pagó 275 mil euros, el objeto más caro que adquirió durante la subasta.

"Para un museo". "Son para un museo", comentó al ser preguntado por el diario sobre la finalidad de hacerse con tantas reliquias nazis. Sin embargo, el argentino no quiso dar ni su nombre ni el del museo en el que supuestamente se expondrán en un futuro dichos objetos.

Junto con la chaqueta del uniforme, el hombre se hizo con los pantalones de Hitler por 62 mil euros, una radiografía de la cabeza del responsable del Holocausto por 21 mil euros, el camisón de Goring y sus calzoncillos por tres mil euros, un reloj de G"ring por 42 mil euros y el recipiente de latón para ácido cianhídrico con el que el comandante nazi se suicidó poco antes de su prevista ejecución en Nurenberg por 26 mil euros, entre otros objetos.

El evento atrajo los últimos días una gran expectación mediática y fue calificado por la comunidad judía de "repugnante".

El revuelo llevó a los organizadores a cerrar la subasta a la prensa.

Sin embargo, un periodista del diario más vendido de Alemania estuvo presente en la sala.

Entre las 50 personas que participaron en la subasta se encontraba el argentino sentado en la segunda fila.

Comentarios