Edición Impresa
Domingo 14 de Junio de 2015

Un anuario que se despide

Un anuario como registro de las acciones artísticas y culturales de Rosario fue el planteo. Simple, sin más. Así surgió cuando comenzó la primera edición, que daría cuenta de lo ocurrido en la ciudad en 2010.

Un anuario como registro de las acciones artísticas y culturales de Rosario fue el planteo. Simple, sin más. Así surgió cuando comenzó la primera edición, que daría cuenta de lo ocurrido en la ciudad en 2010. Voces diversas narraron acontecimientos, lugares, situaciones, debates, muestras y al hacerlo compusieron una ciudad, la versionaron.
  Anuario, la publicación ideada por las artistas Lila Siegrist y Georgina Ricci y el historiador Pablo Montini, presenta este año un desafío. Un desafío para sus editores y para sus lectores. No saldrá más.
  En ese tránsito, el de presentar el último número y anticipar la ausencia,  como un signo de clara presencia, el equipo editor cede su tapa al lector. Un pequeño texto en una de las solapas explica: "Arribamos a nuestra quinta edición y creemos que Anuario debe ceder su tapa a cada lector. Nuestro deseo es que esta plataforma de pensamiento sea un espacio de pluralidad y discusión. Una herramienta de trabajo, pensamiento y memoria. Escribirlo, marcarlo, dibujarlo”.
  Y en ese gesto buscan que Anuario opere más allá de la lectura y se convierta ante sus lectores en “un escritorio móvil, un taller de mochila, una asamblea silenciosa, un espacio nuevo a resignificarse”.
  La presentación de Anuario 2014 será el martes, a las 19, en Gran Mercado, avenida Illia 1701 (España y el río).

Comentarios