Ovación
Miércoles 27 de Julio de 2016

Un año sin títulos y lesiones

El helvético jugó a principios de año su única final de 2016, la de Brisbane, en la que cayó ante Milos Raonic.

Federer se lesionó la rodilla en enero después del Abierto de Australia y no reapareció hasta abril en Montecarlo. Sin embargo, su recuperación se vio interrumpida y en mayo anunció que no jugaría Roland Garros, el primer Grand Slam que se perdió desde 1999. Sesenta y cinco seguidos.

El helvético jugó a principios de año su única final de 2016, la de Brisbane, en la que cayó ante Milos Raonic. Y el canadiense fue el último en enfrentarlo, venciéndolo en las semifinales de Wimbledon a principios de julio.

Ganador de 88 títulos, tuvo una trayectoria prácticamente libre de lesiones. "He tenido mucha suerte", señaló. "El amor que tengo por el tenis, la competición, los torneos y ustedes, aficionados, sigue intacto. Intentaré volver fuerte, sano y con ritmo para jugar un tenis ofensivo en 2017", indicó el suizo, que volverá, de mínima, fuera del top ten.

Comentarios