Escenario
Martes 23 de Agosto de 2016

Un año más de rescate de la tradición y de agite del presente

Los Amigos del Chango cerraron la muestra y fueron una síntesis de lo que propone el espacio que desde hace 13 años se realiza en Rosario.

La orquesta Los Amigos del Chango, que pone en escena arreglos e ideas de su fallecido mentor, Chango Farías Gómez, cerró el 13º Encuentro Nacional de Músicos, regalando una posible síntesis de lo que este espacio propone y genera desde Rosario. Es que la intención de los músicos que desde septiembre de 2004 sostienen en Rosario esta posibilidad de intercambio crítico de formación y de exposición de lo que ocurre en esta marginada escena, bien podría tener como melodías las que propone el conjunto integrado por 11 notables instrumentistas.

El grupo camarístico recoge la inquieta herencia estética del Chango y aún sin la guía de su mentor (fallecido cinco años atrás) sigue asumiendo, exponiendo y plasmando unas ideas que recogen tradiciones, agitan el presente y se proyectan en el tiempo y en el espacio.

El domingo, poco antes de las 21, la formación uniformada con pantalones verdes y camisas negras e integrada por Rubén "Mono" Izarrualde (flauta traversa, voz); Néstor Gómez (orquestación, arreglos, guitarra y bombo legüero); Luis Gurevich (piano); Omar Gómez (bajo); Jerónimo Izarrualde (batería y voz); Ricardo Culotta (trompeta y fliscorno); Santiago Martínez (violín); Aleix Durán (clarinete y clarinete bajo); Agustín Balbo (guitarra eléctrica); Daniel Gómez (bandoneón) y Manu Uriona (percusión), dio cátedra.

Con abundantes referencias a los diferentes afluentes del folclore pero también al tango y apelando a la riqueza de recursos que laten en esos géneros y que sus integrantes asumen, además, desde universos que pueden remitir al jazz, al rock o al pop, la orquesta Los Amigos del Chango interpreta desde la universalidad una música profundamente argentina.

Sumando a su nutrida escuadra al local Juancho Perone en bombo legüero y permitiendo que el experimentado músico disfrutara como chico con chiche nuevo por esa participación, la versión de "Entre a mi pago sin golpear" logró que una parte de los casi 200 asistentes al Galpón de la Música danzaran la chacarera.

El viaje propuesto fue entre el repertorio plasmado en el Volumen I que dirigió, tocó y grabó Farías Gómez y otras composiciones populares que sus miembros proponen y Omar Gómez orquesta y arregla tomando las pistas dejadas por el hacedor de Grupo Vocal Argentino, Músicos Populares Argentinos (MPA) y La Manija.

"A Chango tratamos de echarlo a patadas y vuelve", ironizó el Mono Inzaurralde en un tramo del concierto donde la agrupación, por ejemplo, recurrió a dos obras del pianista Eduardo Lagos para hacer "La oncena" (arreglada por Farías Gómez) y "La séptima" (con arreglos de Gómez y que integrará el segundo disco del combo, a publicarse este año).

Un maravilloso acercamiento a "Canto a La Telesita" y los tangos "María" y "Melodía de arrabal" se sumaron a la dinámica celebración en visitas plenas de imaginación, buen gusto, expresividad y caminos posibles de la orquesta.

Mil Puentes y Cubelos. Antes, desde las 19.45, la jornada de clausura del encuentro que comenzó el lunes último y que constó de seis veladas de conciertos y 15 talleres de formación, fue inaugurada por el quinteto bahiense Mil Puentes.

La banda sostenida entre Guillermo García (saxo soprano, flauta traversa, siku, quena); Maximiliano Corinaldesi (contrabajo-bajo eléctrico); Gustavo Fernández (batería y percusión); Clementina Zivano (voz, charango, bandoneón, composición); Lucas Magallán (guitarra, voz, composición, arreglos y dirección), exploró en torno a la fusión.

Con buena sonoridad, Mil Puentes combinó su abordaje de piezas populares ("Caluyo del desierto" y la picante cueca cuyana "La chichanera") con temas propios inspirados en Carlos "Negro" Aguirre y Luis Alberto Spinetta ("Paraná" y "Sueño", respectivamente).

Luego, a partir de las 20.10, Myriam Cubelos, una de las voces salientes de la música que se hace en esta ciudad, aprovechó a mostrar parte del repertorio reunido en su último disco "Abrazos" (2015).

Dueña de una afinación impecable y de un registro potente que va siempre al frente de los relatos, la también actriz compartió con su trío (Marcelo Stenta en guitarra y el citado Perone en percusión) y con invitados (Omar Gómez en bajo, "Mono" Izarrualde en flauta traversa y los pianistas Martín Sosa y Eduardo Spinassi), un set intenso y aplaudido.

Del recorrido tomaron parte la zamba "Mercedes Yampa", el huayno "Chinitita de mi alma", "Minotauro" y dos logrados acercamientos al legado autoral de Chacho Muller ("Juancito en la siesta" y el estupendo triunfo "Mariano el abanderado").

Comentarios