Información Gral
Domingo 14 de Agosto de 2016

Un año de cárcel para un amante mentiroso

La Corte Suprema de Italia castigó a un hombre que, casado y con hijos, había engañado a su amante diciéndole que había obtenido la anulación del matrimonio por parte del tribunal eclesiástico de la Sacra Rota.

La Corte Suprema de Italia castigó a un hombre que, casado y con hijos, había engañado a su amante diciéndole que había obtenido la anulación del matrimonio por parte del tribunal eclesiástico de la Sacra Rota. La Corte estableció que mostrar que no se tiene mujer (o marido) o señalar falsamente que uno está divorciado, constituye un delito punible con un año de cárcel puesto que se trata de una sustitución de persona.

La historia que describen los jueces del Tribunal Supremo tiene connotaciones surrealistas. El hombre, "esposado, con familia", con tal de mantener la relación con la amante, le había dicho que había obtenido la anulación del matrimonio de la Sacra Rota. Para demostrarlo, le presentó a la amante un falso certificado obtenido mediante la reproducción de una copia en una computadora. Además, había frecuentado con esa mujer un curso prematrimonial para demostrarle que se quería casar.

Como la cuestión se demoraba, la mujer comenzó a vigilarlo y descubrió que el que le había prometido boda religiosa y amor eterno seguía viviendo tranquilamente con la que le perjuraba era su ex mujer.

Para la Corte. se trata de un caso de sustitución de persona.

Comentarios