Policiales
Lunes 14 de Noviembre de 2016

Un anciano discutió y golpeó a su hija y luego mató a su nieta de un balazo

El hombre, de 96 años, tendría problemas mentales. Hace 15 días su hija lo sacó de un geriátrico y lo llevó a vivir con ella

La tardecita del sábado, un anciano de 96 años observaba con la mirada extraviada a su hija envuelta en un mar de lágrimas y a su nieta que agonizaba en el piso de una casa de Roldán. Quizás el hombre no comprendía la gravedad de lo que acababa de hacer. Había golpeado fuertemente con un bastón a su hija, de 65 años, provocándole varias heridas; y le había disparado con un revólver a su nieta, de 32, en el desenlace de una pelea familiara por motivos que los investigadores judiciales aún no tienen claros pero que estarían ligados al desequilibrio psíquico del agresor y las constantes escenas de violencia que protagonizaba. Doce horas después de ese incidente, la mujer de 32 años murió en el Hospital de Emergencias de Rosario.

Pasadas las 19 del sábado efectivos de la comisaría 6ª de Roldán llegaron a la casa de Ráfaga 267, en el barrio El Molino, y encontraron a Enrique V., de 96 años, sentado junto a su esposa sin pronunciar palabra. El hombre no opuso resistencia alguna a que lo detengan y entregó el revólver calibre 32 con el que le había disparado minutos antes a su nieta, Analía Villanueva, una abogada de 32 años que trabajaba como prosecretaria del juzgado de Familia Nº3 de los Tribunales de Rosario. A su vez, los efectivos de la Policía Científica que llegaron a la casa recogieron las vainas servidas que quedaron en la escena del episodio.

Ayer a la tarde un vocero de la Fiscalía de Homicidios señaló que todavía el fiscal Luis Schiappa Pietra, a cargo de la investigación del caso, no había determinado si el anciano pulsó el gatillo del arma en forma intencional o accidental, lo que será de importancia en la acusación que le haga en la audiencia que se realizará hoy en los Tribunales provinciales.

Lo concreto es que, según fuentes judiciales, cuando faltaban diez minutos para las 7 de la tarde del sábado se desató una agria discusión en la vivienda de Ráfaga 267, en el barrio El Molino. El lugar es un nuevo emprendimiento con viviendas de reciente edificación y otras en construcción bordeadas por una angosta calle con mejorado. Está ubicado a unos doscientos metros de la autopista Rosario-Córdoba y el paisaje lo completan terrenos que serán loteados.

La última discusión. La disputa fue protagonizada por Enrique V. y su hija. Los decibeles de la disputa fueron escalando hasta que el anciano recogió su bastón y le asestó varios golpes en la cabeza a la mujer, de 65 años, que empezó a sangrar. A raíz de ese ataque, la nieta del hombre intercedió en el episodio y el anciano tomó un revólver que tenía al alcance de la mano y abrió fuego. Un balazo perforó la cabeza de Villanueva, que cayó al suelo.

Poco después una ambulancia trasladó a la abogada malherida hasta el Heca, donde su vida se apagó a las 7 de ayer a pesar de los esfuerzos médicos; mientras que su madre quedó internada en un sanatorio de Roldán.

Ayer a la tarde, la tranquilidad de quienes habitan el barrio El Molino se había alterado y los vecinos estaban conmocionados por lo ocurrido.

El episodio fue el epílogo de una disputa familiar y no puede vincularse por ahora con una cuestión de género, dijeron fuentes de la investigación. Además, algunos vecinos contaron que Enrique V. estuvo alojado en un geriátrico hasta hace unas dos semanas, pero la hija lo había llevado a vivir con ella porque el anciano "estaba mal psíquicamente". Así, los últimos quince días el anciano compartía la casa de Ráfaga al 200 con su esposa y su hija.

"Yo no estaba". Ayer a la tarde, en la moderna casa donde vivía el hombre acusado, solamente estaba una mujer cuarentona que trabaja como casera en el vecindario y que también ayudaba en el cuidado de Enrique V. y su esposa. "Ahora estoy sola. Yo no estaba ayer (sábado) y no sé lo qué paso. Vaya a la comisaría para que le den la información", respondió gentilmente la consulta del cronista de La Capital.

El caso está siendo investigado por el fiscal Luis Schiappa Pietra y los efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) junto a efectivos de la comisaría 6ª de Roldán. En tanto, el velatorio de Analía Villanueva se realizaba la tarde de ayer en una cochería ubicada en Corrientes al 1800 de Rosario.

Comentarios