Ovación
Jueves 23 de Junio de 2016

Un alerta de tornado demoró el complemento

Por las malas condiciones climáticas el partido estuvo interrumpido más de dos horas. Finalmente se reanudó.

El choque de semifinales entre Chile y Colombia, que se disputó anoche en el estadio Soldier Field, de Chicago, estuvo demorado durante más de dos horas por inclemencias climáticas. El partido fue interrumpido por una alerta de tornado cuando transitaba el entretiempo (en ese momento la Roja se imponía 2-0 con goles de Aránguiz y Fuensalida), y cuando parecía que podía reprogramarse para hoy, finalmente se decidió continuar el pleito una vez que cesó la lluvia.

La organización del torneo esperó un par de horas para ver si podía continuar el cotejo, el agua continuaba, el viento mantenía su furia y los interrogante fueron muchos durante largas horas.

En el entretiempo del encuentro se desató una fuerte lluvia, con rayos que partían el cielo y una amenaza de tornado que obligó al público a protegerse. La pantalla gigante del Soldier Field indicaba: "Se acerca clima peligroso, buscar refugio de inmediato". Rápidamente, la gente se cubrió en los pasillos interiores del estadio.

Finalmente, tras más de dos horas (a las 0.25), la tormenta cesó y el partido pudo proseguir.

Comentarios