Economía
Miércoles 11 de Enero de 2017

Un acuerdo laboral que el gobierno quiere utilizar como modelo

Uno de los pilares del acuerdo sobre Vaca Muerta anunciado por el presidente Macri es la modificación del convenio colectivo de trabajo del sector, con el objetivo de reducir costos. Guillermo Pereyra, líder de los petroleros, negó que detrás de las medidas haya una "flexibilización laboral".

Uno de los pilares del acuerdo sobre Vaca Muerta anunciado por el presidente Macri es la modificación del convenio colectivo de trabajo del sector, con el objetivo de reducir costos. Guillermo Pereyra, líder de los petroleros, negó que detrás de las medidas haya una "flexibilización laboral".

A partir de ahora cambiarán las formas de contratación y se permitirá suspender o cancelar los plazos predeterminados de acuerdo a las necesidades de cada pozo. También se habilitarán unidades con menos operarios, se podrán realizar tareas de desmontaje, acondicionamiento y montaje nocturno y se aceptó que en una misma locación operen al mismo tiempo dos o más empresas de servicios.

Como contraparte, la Nación y la provincia de Neuquén y los privados avanzarán con obras de infraestructura necesarias para reducir los costos logísticos de las operaciones. De acuerdo al director de YPF, Emilio Apud, se "modifican las reglas de juego", en pos de mejorar la "eficiencia laboral y bajar costos". El ex secretario de Energía y Minería del gobierno de Fernando de la Rúa argumentó que el gasto salarial en los yacimientos argentinos es "4 ó 5 veces más" que en explotaciones de los Estados Unidos. Sostuvo que allí "5 personas hacen lo que acá hacen 16 ó 17". Apud no ocultó la intención última del cambio del convenio. "si esto se hace bien, podría contagiar a otras áreas de la economía". El propio presidente lo consideró un modelo a replicar en otros sectores.

Desde noviembre Macri y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, vienen insistiendo con la necesidad de "analizar y discutir todos los convenios laborales" y adaptar los "convenios del siglo XX al siglo XXI". Sin embargo, desde el sindicato del sector rechazaron un avance de la precarización laboral. El secretario general del sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, aseguró que "no se toca para nada" el convenio o firmado en 2012, pero destacó que cuando firmaron ese acuerdo "no existía el no convencional". En este sentido, agregó, se mantiene "el marco regulatorio de turnos, de trabajo de noche, y se pagan horas de viaje desde el momento que salen de su domicilio".

Sin embargo, Héctor Acuña, triunviro cegetista y secretario general de los estacioneros, criticó ese convenio por su sesgo de flexibilización.

Comentarios