La ciudad
Miércoles 03 de Agosto de 2016

Un accionista de Apolo abre ahora un nuevo laboratorio en Ramallo

Los vecinos de la planta siniestrada habían denunciado que el stock local se estaba llevando a ese partido bonaerense.

A un mes y medio de la explosión del laboratorio Apolo, uno de sus accionistas anunció la apertura de una fábrica similar en Ramallo, que también producirá suero fisiológico. El dato coincide con la denuncia de los vecinos del espacio siniestrado, quienes aseguraron haber visto movimientos en el depósito de Alem al 2900 para enviar mercadería a ese partido bonaerense. "Somos gente joven, con tres años en el rubro, con varios laboratorios y vimos la necesidad de abrir uno nuevo", dijo Ariel García Furfaro, referente del grupo, quien, ante la consulta periodística sobre sus antecedentes, omitió el escandaloso capítulo rosarino.

Mientras, la Justicia sigue investigando la razones de la explosión del 27 de junio en barrio Tablada que dejó un herido grave y cuantiosos daños materiales.

La Fiscalía ya mandó a peritar la caldera que explotó y continúa analizando la responsabilidad empresaria por presuntas violaciones de clausuras, sugestivos cambios societarios y posible contrabando de productos medicinales.

En paralelo, la Municipalidad ratificó ayer a un grupo de vecinos la caducidad de la habilitación del laboratorio. Y se remarcó que en la manzana siniestrada "desde el día de la explosión no se volvió a producir" (ver aparte).

La semana pasada, Ariel García Furfaro, a quien fuentes consultadas lo sindicaron como "accionista" del Laboratorio Apolo, hizo el anuncio en rueda de prensa junto al intendente de Ramallo, Mauro Poletti.

¿Qué procedencia tiene, qué historia tiene el grupo en el rubro?, le preguntó un cronista a Furfaro, pieza clave del grupo que administra Apolo en Rosario.

Algo nervioso, el empresario respondió: "Somos gente joven con dos, tres años en el rubro, con otros laboratorios, varios, algunos que compramos con 40 años de antigüedad y los hicimos a nuevo".

"Y ahora —continuó—, a través de la experiencia que tenemos en el rubro, vimos que se necesitaba uno nuevo y compramos máquinas hace 8 meses, algunas están en el puerto", señaló, sin mencionar lo ocurrido en Rosario.

García Furfaro precisó que la nueva planta "se llamará Laboratorio Ramallo", se excusó de precisar la inversión a efectuar por "el momento que vive el país" y estimó que generará entre 200 y 350 puestos de trabajo.

"Acá van a tener uno de los laboratorios más importantes, con mucha tecnología, mucho trabajo. Vamos a dar empleo a chicos a través del primer empleo, a mujeres divorciadas. Vamos a tomar todo tipo de personas (sic), no venimos a discriminar, vamos a tomar personas que quieran progresar", sostuvo.

El intendente Poletti abrió la rueda de prensa destacando que era "un gusto transmitir buenas noticias. Hacía tiempo teníamos esta información pero la quisimos anunciar cuando estuviera todo firmado".

El jefe comunal le dio "la bienvenida a Ariel (García) y todo su equipo" y estimó que en unos cinco meses la planta ya estará en condiciones de operar en el norte de la provincia de Buenos Aires.

Tal como publicó La Capital, García Furfaro es un personaje que apareció en los medios por poner una verdulería asociada a la agrupación política que lidera la actual gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner: Kolina. También tiene vínculos con el ex gobernador bonaerense, Daniel Scioli, ya que es abogado del Museo Nacional Justicialista, un proyecto impulsado por el ex motonauta.

Además tiene otras marcas registradas, todas con nombres simbólicos como Americanito, El Político y La Esquina de Perón y Evita. Y armó el sindicato de presos.

Comentarios