Edición Impresa
Martes 18 de Agosto de 2015

Último y manguero

El precandidato presidencial del Movimiento de Acción Vecinal, Raúl Albarracín, no sólo no llegó al piso del 1,5 por ciento para competir en octubre, así como tampoco logró despegar del último puesto, sino que, para colmo, ni siquiera pudo conseguir que le regalen entradas para ir al teatro.

El precandidato presidencial del Movimiento de Acción Vecinal, Raúl Albarracín, no sólo no llegó al piso del 1,5 por ciento para competir en octubre, así como tampoco logró despegar del último puesto, sino que, para colmo, ni siquiera pudo conseguir que le regalen entradas para ir al teatro. El dirigente cordobés, cofundador del partido Recrear, atrajo, además del 0,17 por ciento de los votos, la atención del programa Metro y Medio, que lo llamó para consultarlo sobre qué se siente quedar último en una elección presidencial. “¡Qué feo suena ser el último de la lista!”, admitió Albarracín, aunque resaltó que le “levanta el ánimo” saber que 41.214 personas se decidieron por votarlo una vez que ingresaron al cuarto oscuro. Respecto de las razones por las que no pudo quedar al menos anteúltimo, el precandidato explicó que “son muy variados los motivos”, a la vez que indicó que tuvo “serios problemas con los fiscales y además se aglutinó el voto en los partidos mayoritarios”. Para finalizar la nota, el conductor del ciclo radial, el humorista Sebastián Wainraich, le agradeció la cortesía de haber atendido el llamado y dedicarle un momento para hablar, ante lo cual surgió el mangazo de Albarracín. “¿No hay ni siquiera entradas para ir a ver tu espectáculo al teatro?”, lanzó el postulante del Movimiento de Acción Vecinal, quien matizó el pedido con una leve risa. La respuesta, evidente, no se hizo esperar: “No es buena la imagen del político mangueando. Vos estás en Córdoba y el próximo sábado estaremos en Rosario, que te queda cerca, podés ir a ver el show, pero garpalas”, señaló Wainraich, quien logró contener el estallido de risa ante lo bizarro de la situación.

Sorpresa en su cumpleaños

En la víspera del Día del Niño, una radio porteña entrevistó a Carlitos Balá, que la semana pasada cumplió 90 años. Con su simpatía intacta, el querido animador infantil contó la emoción que tuvo al recibir el llamado del Papa Francisco el día de su cumpleaños. Además, Carlitos grabó un emotivo mensaje por el Día del Niño con muchas de sus frases más emblemáticas. Con respecto a los chicos de hoy, Balá consideró que “deben dejar los celulares como en mi época el chupete”. Y les pidió a los más chicos que les hagan caso a sus padres, “no se droguen y estudien”.

 

Comentarios