Edición Impresa
Lunes 17 de Diciembre de 2012

Twitter, el onanismo del periodismo egocéntrico

La red social Twitter, útil como herramienta de comunicación, es un sitio placentero para cierto sector del periodismo egocéntrico, ávido por enviar mensajes cuanto antes como si fuesen primicias sobre sucesos en su mayoría irrelevantes.

La red social Twitter, útil como herramienta de comunicación, es un sitio placentero para cierto sector del periodismo egocéntrico, ávido por enviar mensajes cuanto antes como si fuesen primicias sobre acontecimientos o sucesos, la mayoría irrelevantes. Es una carrera sin sentido por brindar una ¿noticia? que a los pocos segundos de su aparición perdió su carácter de novedad al brotar en todas las redes. Existe tal necesidad por informar primero que se termina convirtiendo en una conducta obsesiva, y sin límites, al punto que se pierden ciertos principios básicos del periodismo.

No existe una valoración de la noticia, por lo que proliferan hechos insignificantes, las opiniones no incentivan a pensar a los demás porque se circunscriben a hechos intrascendentes; no existe rigor profesional y entonces se publican rumores (“se dice que...”) como certezas. Pero esa pulsión del ego puesta de manifiesta en Twitter no tendría sentido sin el reconocimiento de los demás. Algo así como una práctica onanista que requiere de la mirada de los otros para que realmente exista el placer.

Es como masturbarse bajo la mirada de los otros. Es la necesidad de sentirse, de existir, por lo que la noticia, que es lo fundamental en el periodismo, queda en un segundo plano, marginada por el periodista, que ocupa el papel protagónico de una obra sin sentido.

Comentarios