Turismo
Domingo 03 de Septiembre de 2017

Un hotel bajo cinco millones de estrellas

El Campera Hotel, situado en el corazón del Valle de Guadalupe, en la ciudad mexicana de Ensenada, Baja California, trae una propuesta de alojamiento diferente y encantador. Diez habitaciones-burbujas han sido especialmente desarrolladas para proporcionar a los huéspedes una visión privilegiada del cielo estrellado, rodeado de viñedos, con mucho confort y ambientación intimista, perfecto para parejas.

El Campera Hotel, situado en el corazón del Valle de Guadalupe, en la ciudad mexicana de Ensenada, Baja California, trae una propuesta de alojamiento diferente y encantador. Diez habitaciones-burbujas han sido especialmente desarrolladas para proporcionar a los huéspedes una visión privilegiada del cielo estrellado, rodeado de viñedos, con mucho confort y ambientación intimista, perfecto para parejas.

Las habitaciones en el Campera Hotel poseen un espacio de 20 metros cuadrados, con baño privado, cama king size, cortinas para mayor privacidad, frente a los extensos viñedos y montañas que embellecen los alrededores.

El hotel propone una estancia ecológica, totalmente enfocada en la sostenibilidad, con lujosos servicios. El Valle de Guadalupe es la región perfecta para quien disfruta de vino, permitiendo a los visitantes hacer la visita en las plantaciones, conocer la producción de la bebida y probar excelentes vinos, unos de los mejores en México, sin duda.

Los huéspedes del hotel también pueden disfrutar de Docepiedras, un campo de golf ejecutivo que desafía a jugadores amateurs y expertos por igual. Por su parte, las cercanías del hotel tambien ofrecen actividades perfectas para disfrutar de tu tiempo en Baja California al máximo.

La experiencia culinaria

El Valle de Guadalupe cuenta con chefs extraordinarios y muy reconocidos mundialemnte. El objetivo del hotel es que sus huéspedes vivan el Valle como un local y tenga una amplia gama de opciones entre los 20 restaurantes en la zona. Valle de Guadalupe tiene más de 80 bodegas, donde los huéspedes del hotel podrán enamorarse del vino mexicano y visitar cada bodega única y mágica.

Para aprovechar

Otra ventaja es que a pesar de los aires de interior, el hotel está cerca de la playa. Sí, en la ciudad de Ensenada, a 20 minutos en coche del hotel, los visitantes pueden disfrutar de La Playita, tomar algo en los restaurantes a la orilla del mar, además de tomar fotos increíbles en las piedras de la punta de la playa.

Otro punto turístico para disfrutar es la La Bufadora, ubicada a una hora en coche de La Playita. Se trata de un géiser marino donde el agua del mar golpea en una cueva subterránea haciendo el agua explotar hacia arriba, en un verdadero espectáculo de la naturaleza.

Comentarios