Turismo
Viernes 27 de Enero de 2017

La concreción del servicio de cruceros entre Rosario y Colonia sigue dando pasos firmes

Las autoridades de ambas ciudades avanzan en el proyecto que procura implementar cruceros tipo ferry como el que actualmente une a la ciudad de Buenos Aires con Montevideo y Colonia. Buscan estimular la actividad turística

Las autoridades portuarias de Rosario y Colonia avanzan en un proyecto para unir ambas localidades a través del transporte fluvial con fines turísticos, según informaron fuentes oficiales.
La ruta fluvial va tomando más cuerpo. Si bien todavía está en proyecto, las intenciones y los pasos que se están dando son firmes y seguros. Al punto que las autoridades del puerto de la ciudad uruguaya se reunieron con empresarios interesados y realizaron convenios técnicos para comenzar a definir un recorrido turísticos con cruceros de mediano porte (serían de alrededor de 150 personas). El proyecto es ambicioso y en pos de concretarlo las autoridades están analizando la posibilidad de sumar más ciudades a este proyecto, puesto que el ferry podría pasar también por las ciudades de Buenos Aires y Montevideo.
"Estamos muy cerca de conectar Rosario con Colonia. Rosario puede ser una ciudad de transporte fluvial de pasajeros", aseguró el titular del Ente Administrador del Puerto Rosario (Enapro), Ángel Elías.
El funcionario explicó que se trabajó en "la oferta turística de las ciudades para tentar a un operador privado que haga la conexión lineal Rosario-Colonia, o una conexión redonda incluyendo a Montevideo, Colonia y Buenos Aires".
Por su parte, el director de la Administración Nacional de Puertos de Colonia del Sacramento, José Fontes, se mostró "muy interesado en concretar ese trayecto, que al principio fue difícil y logramos coincidir entre autoridades de ambos países y ambos puertos, las Aduanas y los ministerios de competencia".

Según el proyecto inicial el recorrido de cruceros tipo ferry sería como el que actualmente une a la ciudad de Buenos Aires con Montevideo y Colonia, destinado al transporte de pasajeros pero con fines turísticos.
La idea nació en septiembre pasado, durante un encuentro internacional de puertos que se realizó en Rosario, donde el Enapro firmó un convenio con la Autoridad Nacional de Puertos (ANP) de Uruguay y con la terminal de Colonia.
Según explicó Elías, a partir de esos acuerdos ambas autoridades portuarias trabajaron en la confección de "un plan de negocios sobre la oferta turística, la evaluación de la demanda" y su conclusión fue que se trata "de un proyecto rentable" para un inversor privado.
El presidente de ANP de Uruguay, Alberto Díaz, confirmó el interés de una empresa europea por invertir con el fin de implementar un circuito fluvial de pequeños buques cruceros que incluya algunos puertos del sur de Uruguay y de Argentina.
"Tanto la ANP como el Ministerio de Turismo nos imaginamos la implementación de un servicio turístico, no de transporte regular, que cubra la ruta Montevideo-Colonia-Rosario-Buenos Aires, y viceversa, que puede incluir a pedido del interesado el puerto de Fray Bentos", precisó Díaz, según un comuicado oficial de la presidencia de Uruguay.
"Tanto la ANP como el Ministerio de Turismo nos imaginamos la implementación de un servicio turístico, no de transporte regular, que cubra la ruta Montevideo-Colonia-Rosario-Buenos Aires, y viceversa, que puede incluir a pedido del interesado el puerto de Fray Bentos", precisó Díaz, según un comuicado oficial de la presidencia de Uruguay.
"Buscamos el turismo internacional, y este circuito posibilitaría al visitante subirse y bajarse en cualquiera de esos puntos. Hay diversos ejemplos de servicios similares en el mundo y lo importante es que hay empresarios del exterior interesados en implementarlo", sostuvo.
Elías, en tanto, reveló que también existe interés de un actual operador que realiza el tramo Buenos Aires-Colonia en prestar el servicio desde Rosario. Además, señaló que los ministerios de Turismo nacional y de Santa Fe avalan la propuesta, que en quince días buscará avanzar cuando las partes vuelvan a reunirse en Buenos Aires para ultimar detalles.
Para hacer atractivo el proyecto, "lo que decidimos es, sobre la base de un plan de negocios, bajar la tasa de atraque, hacer la publicidad, vender los pasajes en los puertos, es decir brindar una estructura para la posibilidad de que invierta un privado", resumió el titular del Enapro.
"Es un proyecto rentable, se trata de un tipo de servicio que tiene que ver con el turismo verde, con cruceros pequeños, que nada tiene que ver con los cruceros del mar", sostuvo y agregó: "Para nosotros el secreto es que haya participación privada, con gestión pública entre los Estados y los entes portuarios".

Empresas interesadas en el proyecto

José Fontes, director de la Administración Nacional de Puertos de Colonia, se mostró "muy interesado en concretar ese trayecto, que al principio fue difícil y logramos coincidir entre autoridades de ambos países y ambos puertos, las Aduanas y los ministerios de competencia".
Y dio detalles algunas detalles que demuestran que el proyecto apunta a ser algo más que eso. Contó que serán mínimo dos los buques, uno de ida y uno de vuelta, para una travesía que demorará una semana, "con la idea de que los pasajeros disfruten de los humedales, la naturaleza y las ciudades de ambos países a la vera del río".
Desde el propio puerto de Colonia avanzan las reuniones con varias empresas que pidieron información sobre este trayecto. Son seis o siete empresas, "entre argentinas, uruguayas e internacionales".
Desde la Dirección de Turismo de la intendencia de Colonia explicaron que aún no se estiman plazos "ya que se está en la etapa de viabilización fluvial y la operativa respecto al tipo de buques e inversores".
La idea es que sean cruceros fluviales, pero no se descarta que las empresas interesadas presenten otras embarcaciones como catamaranes.
Serán barcos para un máximo de 150 pasajeros, que deberán tener un calado menor a los buques de mar, de sólo 5 metros, "que son más ecológicos y también de una navegación mucho más accesible que las dificultades que trae el mar abierto", precisó Fontes., quien aseveró que la idea es "el turismo y la conexión con Argentina, y sería remontar un servicio que existía hasta hace 45 años, que unía a estas ciudades".



Comentarios