Edición Impresa
Domingo 16 de Marzo de 2008

Turismo & política

Los dos integran la Corte de Santa Fe, pero suelen tomar caminos distintos. Uno puso en su maleta un pantalón de baño, se fue a Brasil y aprovechó para asistir a una reunión con Lula.

Los dos integran la Corte de Santa Fe, pero suelen tomar caminos distintos. Uno puso en su maleta un pantalón de baño, se fue a Brasil y aprovechó para asistir a una reunión con Lula. El otro no olvidó viajar abrigado ya que en El Calafate, donde se celebra una cumbre de cortesanos, todos –incluso el matrimonio presidencial– recomiendan bufanda, botas y campera. ¿Habrá sido casualidad o el destino de ambos marcará una tendencia en cuanto a gustos?

 

El que sabe, sabe

Carlos Reutemann nunca pudo escapar de la fama que se ganó como piloto de Fórmula 1. Y así, aun en sus épocas doradas como dirigente político, sus interlocutores aprovechaban la ocasión para pedir su asesoramiento automovilístico. Dicen que hasta el mismo rey de España le requirió opinión sobre un problema en su automóvil. Y el Lole, gaucho al fin, estuvo como un solo hombre a las siete de la mañana para probar el vehículo. Lo que se dice un mecánico de lujo.

Comentarios