Edición Impresa
Lunes 21 de Noviembre de 2016

Trump y la globalización

La globalización ha sido presentada por economistas y políticos como una consecuencia inexorable de los avances tecnológicos en comunicación que ha generado lo que se denomina la "aldea global".

La globalización ha sido presentada por economistas y políticos como una consecuencia inexorable de los avances tecnológicos en comunicación que ha generado lo que se denomina la "aldea global". Los llamados "efectos", como el Tequila, o el Caipirinha, entre otros, son manifestaciones de la globalización: cuando un país de Asia estornuda, uno de América se resfría. La economía y la política están tan interrelacionadas que la soberanía de los países queda subordinada a los avatares de los acontecimientos internacionales. Mucho se ha escrito de las bondades de la globalización y de los avances que la misma brindaría; sería el estadio maximalista del libre comercio llevado a su mayor expresión. Sin embargo, los países adalides del libre comercio internacional, como EEUU y Gran Bretaña, comenzaron a sufrir las consecuencias negativas de la globalización, como la desocupación y el empobrecimiento de las clases medias, lo que llevó a ver como imposible llegar a concretar el "sueño americano". Muchas industrias norteamericanas y europeas se trasladaron a países asiáticos donde el costo laboral era mucho más barato que sus países de origen. Las grandes ganancias obtenidas por las multinacionales generaron pérdida de fuentes de trabajo y pauperización en las clases medias y trabajadoras que vislumbraban que el ascenso económico-social quedaba fuera de su alcance.

El proteccionismo y el rechazo a la globalizacion tuvieron su inicio en muchos países del este europeo como Austria y Checoslovaquia, donde el avance de las derechas nacionalistas y conservadoras fue inobjetable. Es llamativo que los analistas internacionales tilden de representantes de la antipolítica a los dirigentes que no provienen del establishment político tradicional, como si lo políticamente correcto sólo pudiera ser originado por los intelectuales con sólida formación académica. Los "outsiders" poseen, no todos, la capacidad para captar las necesidades básicas de la población sin realizar profundos análisis ideológicos propios de los políticos tradicionales. Algunos de ellos utilizan la demagogia para captar voluntades a través de medidas catalogadas como populistas. ¿Qué es ser populista? ¿Querer congraciarse con las clases más desprotegidas y poco instruidas de la sociedad a través de medidas que mejoren su situación económico-social? ¿Por qué la política tradicional no puede llevar a cabo esa tarea sin caer en la demagogia que tanto descalifica? Hay que aceptar que siempre van a existir personas a quienes no les interesen los devaneos intelectuales del establishment. ¿Quiénes representan a los intereses de esa capa social? En los países desarrollados que practican el libre comercio hacia afuera, ahora tienen que practicar el proteccionismo hacia adentro para proteger al desempleo incesante producto de la gobalización, que ha llevado a muchas de sus industrias a radicarse en países emergentes. Otro de los ganadores fue la especulación financiera internacional que, en detrimento de la inversión productiva generadora de trabajo, produjo varios de los efectos devastadores conocidos como "efectos" varios. Los países como Alemania y los escandinavos fueron los menos afectados por las crisis descriptas debido, quizás, a las políticas de Estado propias de las socialdemocracias europeas donde existe un equilibrio sólido entre el Estado y el mercado. No es casualidad que los países anglosajones, donde se originaron y exportaron las teorías del liberalismo, sean las principales víctimas de su implementación a nivel mundial. Las multinacionales de carácter supranacional se olvidaron del ciudadano común que todos los días necesita cubrir sus necesidades de alimentación, salud, seguridad y vivienda. Tampoco lo es lo que ocurrió en las elecciones presidenciales en EEUU con el triunfo de Trump. Las clases políticas gobernantes deberán tener en cuenta lo sucedido en Europa y EEUU, y reconsiderar sus estrategias y planes de gobierno para dar respuestas efectivas a los sectores que les han dado la espalda.

Alejo Vercesi

La selección

y la prensa

En una carta publicada en un diario capitalino el 14/8/2011, cuestioné la expresión del entonces presidente de River Plate, Daniel Passarella, quien, ante el doloroso hecho de haber descendido a la B Nacional, expresó que el paso de River por esa divisional sería "muy transitorio", subestimando así dicha categoría. Aun cuando la intención de mi carta fue advertirle a todo River que la cosa no iba a ser tan fácil —soy hincha de River—, grande fue mi sorpresa cuando un año después un lector del diario, apenas consumado el ascenso, me escribió calificándose de "memorioso" y deshaciéndose en insultos hacia mí. A lo que le respondí por qué no me escribió esa carta antes de la última fecha jugada, ya que se estaba comportando como una gallina de verdad, que primero pone el huevo y luego cacarea (recordemos que River ascendió dramáticamente en la última fecha, con la ayuda de terceros que vencieron a los otros pretendientes al ascenso). Ni más ni menos que dicho lector es lo que hicieron los jugadores de nuestra selección que, con Messi a la cabeza y con total arrogancia, luego de haber vencido a una Colombia mediocre, informaron que no van a dialogar más con la prensa, como si fuera que dicho triunfo hubiera borrado todas las afrentas a la historia del fútbol argentino que últimamente vinieron realizando. En su exceso de pedantería, sería bueno hacerles saber a los jugadores de la selección nacional que renegar de la prensa no es lo mismo, por ejemplo, que menospreciar una categoría futbolística. Señores, "el pueblo y el escritor se educan recíprocamente", y "un periódico es la medida de la civilización de un pueblo" (Domingo F. Sarmiento).

Daniel E. Chávez


Una difícil

realidad

El salario mínimo vital y móvil es de 7.560 pesos y sólo alcanza a cubrir el 43 por ciento de las necesidades básicas. El monto de la asignación universal por hijo no es capaz de cubrir las necesidades alimenticias de niños mayores de seis años. Una empleada de casas particulares no logra los recursos necesarios para cubrir el costo de una canasta básica en algunos barrios de Rosario. ¿De qué progreso hablan ? Las políticas económicas golpean a sectores vulnerables de la sociedad, más que a ningún otro sector. Se está empujando a un gran flujo poblacional a niveles cada vez más miserables. ¿Qué modelo de país están construyendo ? La pobreza, las necesidades, las desigualdades se acentúan. Es tremendo lo que pasa en mi país con sectores sociales que ya ni siquiera pueden hacer changas. Es una realidad penosa que atraviesa a mucha gente. Hay un hartazgo social al ver cómo año tras año las políticas terminan favoreciendo a los sectores concentrados de la población y perjudicando a las clases media y baja.

Marcelo Malvestitti

DNI 18.242.927


La dieta desnaturalizada

El incremento de dietas solicitado unánimemente por la corporación parlamentaria merece un profundo análisis. Hay dos maneras de arribar al profesionalismo político: vivir "para" la política o vivir "de" ella. No hago hincapié en el aumento monetario que debe guardar relación lógica con lo que percibimos quienes estamos fuera de la función pública. Además de la dieta, se valorizan otros beneficios exclusivos para esta élite legislativa. Curiosamente, jamás pudimos acceder a los propósitos y montos que presuponen estos agregados. Esta suerte de ignorancia genera mayor suspicacia de la necesaria: el suplemento por desarraigo es una importante compensación monetaria. Si hay legisladores de lejanos lugares que deben abandonar su familia para radicarse en hoteles porteños interpreto que el tema mereció ser considerado a fondo previamente. Gozar de inmunidad cuando se está en funciones (art. 68 de la Constitución nacional), o sea tener fueros para protegerse de ser acusado, interrogado judicialmente o ser molestado por los discursos, opiniones o criterios que emitan en el desempeño de su función es cuanto menos digno de ser discutido porque en nombre de estos fueros se han cometido todo tipo de tropelías. Recibir gratuitamente tickets aéreos para volar regularmente a su origen es parte del suplemento por desarraigo, y debe considerarse seriamente su eliminación. Practicar una suerte de nepotismo para acomodar parientes sin calificación en cargos estatales es totalmente objetable y se debe cortar de raíz. Podemos seguir ejemplificando actitudes impropias de profesionales que ocupan un puesto de tanta responsabilidad pero el espacio no da para más.

Rubén Mario Baremberg

DNI 6.012.531


Mi postura ante

el aborto (II)

Cuando escribí la nota "Mi postura ante el aborto" (8/11/2016), pensé que no todos iban a comprender el significado final de mi pensamiento. El señor Carlos Oggero (16/11/2016) simplifica en una extensa nota que "las mujeres son dueñas de sus cuerpos, pero un aborto no es lo mismo que operarse de apendicitis". Es verdad. Pero no es lo mismo que una pareja quiera tener a su bebé, a tener que parir un ser que es generado por el abuso del padre, el violador que embaraza, la débil mental, todos casos resueltos por la Justicia. Me hubiera agradado que mi tocayo hubiera comentado sobre la prohibición del uso del preservativo por parte de la Iglesia, la falta de educación sexual en las escuelas, especialmente en zonas carenciadas, donde falta educación y donde las jovencitas, por no saber, quedan embarazadas. Admiro a nuestro Papa, que ha dado su opinión al respecto. Creo que engendrar una vida es una maravilla de la naturaleza humana. Pero se debe engendrar a conciencia, no a la fuerza ni por falta de educación. Sigo convencido de que la mujer es dueña de su cuerpo, libre de engendrar cuando lo desee con su compañero. Traer al mundo seres que sean queridos, amados, cuidados, no engendrados por casualidad.

Carlos A. Borisenko


Una actitud deplorable

Nos asombra la deplorable actitud asumida por el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en su visita a nuestro país, referido al pedido "internacional" de dejar libre a la detenida Milagro Sala. La Túpac Amaru ha sido el terror de la ciudadanía jujeña, que hoy puede deambular libremente por la provincia mencionada sin temerles a las patotas amenazantes de la nombrada empleada de la ex mandataria CFK, "destituida" en las elecciones de 2015. Cometió delitos y robos al fisco que la Justicia investiga. Es indignante y fuera de lugar que este funcionario largue el inoportuno mensaje, a boca de jarro, demostrando con ello el poco decoro que lo impulsó tan vergonzosamente a entregar el pedido del "mensajero" que tal vez, ni siquiera conoció. Pobre país Canadá con un funcionario tan decadente. El ministro canadiense debería haber pedido la liberación de los presos políticos que tiene Maduro en Venezuela. Por ejemplo Leopoldo López, que lleva mil días preso, y todos son torturados. Lo mismo deberían hacer los famosos Derechos Humanos que sólo sirven para cubrir situaciones como la planteada y ejecutada por este individuo de Canadá, que por hacer un mandado a un amigo, tal vez, hizo el papelón del siglo. El gobierno actual no permita que otros vengan a decir qué se debe o no hacer. La sociedad no desea volver a sufrir las iniquidades del gobierno kirchnerista que trata por todos los medios de recuperar el poder para seguir esquilando ovejas.

María Emilia Farros

Comentarios