El Mundo
Martes 21 de Junio de 2016

Trump, en busca de cambiar su estilo, despidió a su jefe de campaña

Corey Lewandoski era el autor de la imagen frontal y polémica del candidato, que arrasó a sus oponentes en las primarias.

El republicano Donald Trump despidió a su jefe de campaña, Corey Lewandoski, arquitecto de la polémica pero exitosa primera fase de la competencia, en la que Trump derrotó en forma anticipada a todos sus oponentes internos. La reestructuración busca otro enfoque, y sobre todo experiencia en campañas presidenciales frente a candidatos demócratas, algo que Lewandoski no podía ofrecer. También intenta Trump mejorar su pésima relación con la cúpula del Partido Republicano.

Corey Lewandowski, tan brusco de modales y poco convencional como el propio candidato, había estado al lado de Trump desde el comienzo de su campaña. , pero comenzó a tener choques con veteranos mandos llevados a la campaña republicana para darle un tono más profesional. Lewandowski tuvo un papel clave en las operaciones diarias, la recaudación de fondos y la búsqueda de un compañero de fórmula, pero su estilo agresivo generó disputas internas constantes. La portavoz de Trump Hope Hicks describió la salida de Lewandowski como una "separación''. Y una persona cercana a Trump dijo que Lewandowski fue "despedido", sobre todo por sus malas relaciones con el Comité Nacional Republicano y otros altos funcionarios del partido. La fuente habló a condición de preservar el anonimato.

El New York Times, en cambio, señala en cambio que Trump busca enfrentar "los desafíos que le esperan en camino a la elección general" de noviembre, cuando enfrentará a Hillary Clinton. El diario cita el comunicado oficial de la oficina de Trum. "La campaña de Trump, que ha alcanzado un record histórico en una primaria republicano al recibir casi 14 millones de votos, anuncia que Corey Lewandoski no continuará" en ese equipo. "Esta campaña agradece aCorey su duro trabajo y dedicación y le desea lo mejor". El NYTimes recuerda que el despedido "dirigió a Trump con el planteo general de «dejen a Trump ser Trump» en la primera parte de la campaña", las primarias republicanas, en las que el postulante simplemente arrasó con sus oponentes. "Con la convención republicana aproximándose el mes próximo, Trump está enfrentando una urgente exigencia de ampliar su equipo para incluir gente con experiencia previa en campañas presidenciales", algo que Lewandoski no tenía.

Pero es cierto que la decisión se produce en momentos en que Trump enfrenta una resistencia profunda en el partido, con muchos republicanos preocupados por sus declaraciones confrontativas y su renuencia a realizar una tradicional recaudación de fondos. Trump está molesto de que tantos republicanos —incluso el presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan y el líder de la mayoría senatorial Mitch McConnell— se hubieran negado a respaldarlo, comentó la fuente de AP cercana a Trump, quien culpó de esto, al menos en parte, a Lewandowski. Lewandowski fue desde el inicio una figura controversial, pero claramente exitosa. Nadie apostaba por Trump al inicio de las primarias. Lewandoski frecuentemente desestimó la noción de que Trump necesitaba contratar colaboradores más experimentados y moderar el tono de su retórica a medida en que se acercaba a la fecha de la elección presidencial, en noviembre. Esa posición creó choques con los veteranos enrolados en meses recientes.

Lewandowski fue acusado de agresión a inicios del año por un incidente con una periodista durante un acto de campaña. Los cargos fueron retirados. Trump defendió a Lewandowski desde el inicio y presentó reiteradamente sus acciones como una prueba de lealtad. Sin embargo, Lewandowski fue criticado intensamente por avezados expertos republicanos, dentro y fuera del equipo de Trump.

Comentarios