Donald Trump
Lunes 31 de Octubre de 2016

Trump acorta distancias con Hillary a 10 días de las elecciones

El republicano dejó de caer y recupera terreno, mientras la demócrata es golpeada por una investigación que reabrió el FBI

Donald Trump continúa acortando distancias con Hillary Clinton, según las últimas encuestas. El recorte de la diferencia continuó durante el fin de semana. La reapertura de una investigación del FBI sobre el uso impropio por parte de Clinton de un servidor privado de internet cuando era secretaria de Estado ha provocado un daño que la campaña de la demócrata trata de combatir cuestionando al titular del FBI.

A diez días de la elección presidencial el 8 de noviembre venidero, una encuesta de ABC News/The Washington Post divulgada ayer otorgó una ventaja de apenas un punto porcentual a Clinton, de 46 por ciento contra 45 por ciento del candidato republicano, en una medición que incluye a los cuatro aspirantes.

En Florida, un estado vital para tener chances de llegar a la Casa Blanca, Trump pasó al frente con 46 por ciento de adhesiones contra 42 por ciento de Clinton, según otro sondeo, de The New York Times Upshot/Siena College Research Institute. Conviene destacar que tanto Washington Post como New York Times son diarios que se han posicionado editorialmente en favor de Clinton.

En el último promedio de encuestas nacional de la web RealClearPolitics, Clinton ostenta una ventaja de 3,4 puntos. Descendió drásticamente de alrededor de 6 por ciento en pocos días.

Trump no tardó en hacer alardes del cambio de tendencia de los sondeos. "Ahora estamos liderando en muchas encuestas, y muchas de ellas fueron realizadas antes de que se anunciara la investigación criminal el viernes" contra Clinton, escribió en Twitter. Trump venía en caída luego del segundo debate presidencial y los escándalos sobre su conducta abusiva con las mujeres, pero ahora claramente se está recuperando. El gran fantasma de los demócratas —y de la gran mayoría de los medios que los apoyan— es un voto "silencioso" a favor de Trump, que no aparecería en los sondeos.

Sobre el caso del FBI, el jefe de esta organización James Comey, anunció el viernes la reapertura de la investigación que había sido archivada en julio sobre el uso impropio de un servidor privado de internet cuando Clinton era secretaria de Estado, sin ceñirse al protocolo de seguridad, ante el descubrimiento de nuevos correos electrónicos de Hillary. Comey, que es republicano, había criticado en julio el manejo de Clinton de información delicada, pero no halló méritos para presentar cargos. La campaña de Clinton presionó ayer públicamente a Comey para que revele detalles de los correos electrónicos relacionados con el uso de un servidor privado por la candidata.

Tim Kaine, el compañero de fórmula de Clinton, dijo que Comey tenía "el deber de informar" al público sobre los e-mails que están siendo revisados por el FBI cuando restan 9 días para la jornada electoral del 8 de noviembre. Y el jefe de campaña de Clinton, John Podesta, agregó que Comey manejó el tema de manera "inapropiada''.

A Trump el anuncio del FBI, que se suma al escándalo de las filtraciones de Wikileaks contra Hillary Clinton le viene perfecto. "El pueblo estadounidense se concentra en los grandes problemas de este país. Francamente, creo que van a tener que llegar a la conclusión de que Hillary Clinton es una opción arriesgada para ser presidente", comentó el domingo Mike Pence, el compañero de fórmula de Trump. La directora de la campaña de Trump, Kellyanne Conway, cargó contra Clinton por las críticas contra Comey. "Lo único que tiene que hacer es llamar a su amiga y confidente Huma Abedin y preguntarle: ¿qué hay en esos e-mails, dinos qué hay en la máquina que compartías con tu esposo pedófilo?," disparó en Fox News. El FBI reabrió la investigación tras hallar nuevos correos en una computadora portátil de la asesora de Clinton Huma Abedin y su ex marido Anthony Weiner, de quien Abedin se separó por un caso de "sexting", la conducta de enviar mensajes con contenido sexual a menores.

Revigorizado por las noticias, Trump ha animado a sus seguidores en los actos de campaña. Llegó a señalar que los escándalos más recientes en torno a Clinton "son peores que el escándalo de Watergate" y afirma que su candidatura tiene el ímpetu a su favor en los últimos días de la contienda. "Nunca pensamos que le diríamos gracias a Anthony Weiner'', dijo Trump en Nevada, en referencia al demócrata investigado por pedofilia. El candidato republicano también resaltó los informes de que el Departamento de Justicia había "recomendado" al FBI no alertar al Congreso sobre los correos recientemente descubiertos, y dijo que ese departamento se esfuerza en proteger a Clinton. Lo cierto es que hace apenas una semana los republicanos daban por perdida la elección y ahora está totalmente abierta.

Comentarios