Edición Impresa
Sábado 11 de Mayo de 2013

Tratando de sumar

Rubén Barría tiene 13 años y está cursando el primer año en la Magnasco. Piensa seguir mecánica pero el proyecto de construir juguetes de madera para los chicos del hospital lo entusiasma: "Me acuerdo cuando era chico fui muchas veces al Hospital de Niños y en ese entonces no era tan ameno como ahora. Porque además de haber algunas casitas, nosotros aportamos las mesas, las sillas y los juegos. Y para los chicos que están esperando ser atendidos resulta aburrido no tener nada con qué entretenerse. Además, es una realidad muy fuerte ver a chicos tan chiquitos esperando para ser atendidos por un doctor".

Rubén Barría tiene 13 años y está cursando el primer año en la Magnasco. Piensa seguir mecánica pero el proyecto de construir juguetes de madera para los chicos del hospital lo entusiasma: "Me acuerdo cuando era chico fui muchas veces al Hospital de Niños y en ese entonces no era tan ameno como ahora. Porque además de haber algunas casitas, nosotros aportamos las mesas, las sillas y los juegos. Y para los chicos que están esperando ser atendidos resulta aburrido no tener nada con qué entretenerse. Además, es una realidad muy fuerte ver a chicos tan chiquitos esperando para ser atendidos por un doctor".

Es consciente de que el proyecto no lo involucra directamente, pero Rubén está dispuesto también a aportar lo suyo: "Hace unos días llevamos una mesas y una sillas y la verdad es que me sentí muy bien porque te parás desde otro lugar. Y ver a esos chicos correr y reírse estuvo bueno. Sé que el proyecto es para chicos que recursan el primer año. Pero si el profe me autoriza tengo toda las ganas de seguir participando de esto".

Comentarios