La ciudad
Miércoles 13 de Julio de 2016

Tras una noche violenta, cerraron un boliche de la costanera norte

Se trata de la confitería Blue. Allí había sido golpeado un joven de 19 años, pero luego un taxista denunció que también lo agredieron.

El municipio decidió el lunes a la noche clausurar transitoriamente Blue, el segundo boliche más grande de la ciudad, luego de la denuncia realizada por un joven de 19 años que dijo haber sido golpeado y robado dentro del predio ubicado en la costanera norte. La intervención en la causa del fiscal Germán Mazzoni podría ampliarse, ya que un taxista que se comunicó con al Whatsapp de La Capital aseguró ayer que también sufrió una golpiza, robo y destrucción del vehículo en la puerta del complejo, casi en paralelo a lo expresado por el muchacho. La denuncia sobre lo que calificó como "terrible" también fue radicada en la comisaría 10ª.

El cierre del boliche es por un lapso de 15 días corridos o hasta que la autoridad judicial culmine con las medidas de su interés para esclarecer el hecho. Se espera que el titular de la sociedad que figura al frente del lugar, Hernán Marty, quien fue candidato por el oficialismo en las últimas elecciones en Rosario Central y dueño de una conocida marca de ropa, pueda aportar algún tipo de información o imágenes para esclarecer lo ocurrido esa noche.

Desde el municipio aseguraron ayer que el boliche cumplía con la disposición de cantidad de agentes de seguridad en relación a la capacidad de personas habilitadas para ingresar al complejo (uno cada 80). Estaban los 24 patovicas requiridos para alrededor de 1.940 personas, afirmaron voceros del gobierno local. Lo que deberá resolver ahora el fiscal es cómo actuaron esa noche ante la pelea en el baño o en la pista de baile más cercana al río Paraná, tal cual lo denunciado por parte del joven.

La clausura transitoria del lunes pasado es la segunda en un boliche de la ciudad en lo que va de 2016.

En el último caso se sumó la agresión, en medio de una batahola entre dos bandas, a un taxista que fue golpeado y robado cuando cargaba pasajeros en avenida Colombres al 1700.

La agresión en el interior de un boliche pone en agenda una vez más la discusión sobre el control público y la regulación de la nocturnidad, una de las normativas que el municipio se comprometió a presentar en septiembre del año pasado y aún se encuentra en fase de análisis en el interbloque del oficialismo. Los bolicheros, antes de esta agresión, tenían agendado reunirse con funcionarios municipales dentro de diez días.

Según figura en la causa penal iniciada por la denuncia efectuada en la comisaría 10ª, Ismael, el joven atacado, fue asaltado y golpeado en el baño de Blue, el pasado 9 de julio, entre las 4 y las 5.

El padre, de nombre Rafael, denunció que su hijo fue golpeado y robado por desconocidos en el baño "de un boliche de la costanera norte de la ciudad". Los agresores dejaron al chico inconsciente y, al despertar, se encontraba en la calle, sin su celular ni su billetera. .

Abandono. "Para mí también hicieron abandono de persona. Nadie llamó al Sies (Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria). Estoy realmente preocupado porque tampoco hay funcionarios que cumplan con su deber", consideró el padre, quien dijo que "él no sabe quién lo llevó afuera por los golpes que recibió. Cuando se recuperó, ya estaba en la calle. Allí pidió a la gente de seguridad que llamara a sus amigos, pero le dijeron que no podían y tampoco le brindaron asistencia médica".

Según describió Gabriel, el taxista agredido en la puerta de Blue, las dos manos de Colombres estaban ocupadas de jóvenes muy alterados. El chofer, que generalmente trabaja de día, y "de vez en cuando de noche para hacer un mango extra", relató lo "terrible" que vivió: "Me pegaron, cortaron y robaron la ropa unos jóvenes totalmente alcoholizados".

Y siguió: "Cuando freno para ocuparme frente a Blue, suben unos pasajeros y vienen otros para pegarles. Me rompieron el parabrisas, salí para evitar que me siguieran pegando y me sacaron el buzo; fui en cuero hasta el destacamento de la zona, pero la policía que estaba ahí me dijo que no podía hacer nada. Además, vi cómo se iban caminando con mi buzo puesto", detalló.

El chofer de 35 años, que conduce un Volkswagen Voyage, fue luego con el torso desnudo a la comisaría 10ª donde le tomaron la denuncia cerca de las 6.15.

El antecedente más cercano

El antecedente más cercano de una clausura transitoria de un boliche por agresión en su interior se denunció en febrero pasado. Ocurrió en El Club, ubicado en Urquiza 1845, después que una joven dijera que fue agredida físicamente en la madrugada del domingo 7 de febrero por el encargado y un patovica del local. Las lesiones causadas a la chica fueron constatadas en el Heca. El hecho tomó estado público porque un concejal twitteó en su cuenta: "Elisa, Luli, para sus amigos vivió una tremenda situación en el boliche. Elisa tiene 25 años". El edil resaltó que "no sólo se trata de un caso de violencia de género, sino una nueva agresión de patovicas".

WhatsApp La Capital

"Me llamo Gabriel y soy taxista. Sufrí robo, golpes, y destrozos al taxi que manejo por parte de quienes salían de Blue. Lo denuncié en la comisaría décima".

Comentarios