Policiales
Miércoles 09 de Noviembre de 2016

Tras un intento de fuga, hubo graves incidentes y un motín en la comisaría 7ª

Los familiares de los reclusos denuncian agresiones y malos tratos de parte de los uniformados en el exterior de la comisaría. En el interior, los presos hicieron un motín en reclamo de mejores condiciones de convivencia.

Luego del intento de fuga de esta mañana, que fue desbaratado por los policías, hubo un motín de reclusos en la Comisaría 7ª, en barrio Agote, e incidentes en el exterior de la seccional entre los familiares de los detenidos y los uniformados.
Hubo discusiones y varios golpes, balas de goma y un amplio operativo policial que incluyó 15 móviles policiales y la presencia de personal de la Guardia de Infantería.
También una respuesta que pareció desmedida, de acuerdo a las imágenes televisivas, de parte de los uniformados hacia dos chicas, de 17 y 22 años, quienes estaban tratando de averiguar a donde serían trasladados sus familiares que estaban detenidos.
Todo sucedió en la tardecita de hoy, luego de un día que incluyó el frustrado intento de fuga de la mañana por parte de los reclusos y el motín de los 29 presos por la tarde en reclamo de mejores condiciones de convivencia.
"Estamos esperando que nos digan donde trasladan a los detenidos", contó Marcelina, familiar de uno de los detenidos, en Canal 5, quien mostró la marca de una bala de goma en su pantorrilla.
Embed

Antes que se desataran estos incidentes en el exterior, hubo un motín dentro del penal, donde 29 reclusos reclamaban por las condiciones en las que están, donde, según sus familiares, no puede haber más de diez presos.
"Estamos acá porque sabemos que hubo un problema dentro del penal, y cuando preguntamos nos dijeron que estaba todo bien. Pero como no nos quedamos conformes, le pedimos al comisario que dejaran entrar a un papá para constatar cómo estaba los chicos adentro. Y resulta que cuando me dejaron entrar, los chicos tenían las marcas de las balas de goma, tres estaban heridos y tenían golpes en el cuerpo", contó uno de los padres que pudo ingresar para ver a su hijo y a los demás reclusos.
"Lo pude ver (a su hijo, de 19 años). Tiene una herida de bala de goma en el pie. Y hay otro chico que no sé el apellido, pero que tiene marcas en todo el cuerpo de los palazos que le han dado. También los policías cuando ingresaron a revisar las celdas les han roto los sanitarios, los televisores, las heladeras y los ventiladores", agregó el padre de uno de los detenidos.
El papá también relató que el jueves pasado presentaron una nota para solicitar mejores condiciones de convivencia, y en la seccional les dijeron que "en una semana iban a trasladar a algunos reclusos y no solo que no lo hicieron sino que además trajeron más gente".


Comentarios