Economía
Jueves 02 de Junio de 2016

Tras las suspensiones en Gafa, la fábrica de heladeras Bambi podría seguir el mismo camino

Trabajarían quince días por mes en los próximos noventa días, cobrando el 90 por ciento del sueldo de bolsillo. En la UOM afirmaron que están en "alerta amarilla".

La fábrica de heladeras y freezers Bambi podría iniciar un proceso de suspensiones por noventa días, que afectaría el salario de bolsillo de 450 empleados de la empresa, una semana después de que Gafa hiciera lo mismo con 360 trabajadores del sector de producción de la línea blanca. Desde la UOM afirmaron que estarían por cerrar "un buen arreglo" pero advirtieron: "Se enciende una alerta amarilla".
"El año pasado hablábamos del impuesto a las ganancias, ahora de cómo cuidamos el puesto de trabajo", advirtió el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Donello.
El gremialista precisó que, si finalmente se acuerda el proceso de suspensiones, afectaría "a unos 450 trabajadores, una suspensión de tres meses donde se trabajaría quince días por mes".
"Esto no se hace porque se quiere hacer, no tenemos otra salida, los compañeros no pueden perder puestos de trabajos", sostuvo, además de precisar que estarían por firmar "un buen arreglo: les pedimos que los quince días por mes que están parados reciban el 90 por ciento del sueldo de bolsillo, si aceptan eso les vamos a aceptar las suspensiones". Y añadió: "Ellos saben que la única manera en que vamos a aceptar el procedimiento de crisis es esa. Estamos avanzando y me parece que estamos en un setenta por ciento que sí".
Donello advirtió que "el trabajador no se va a ver afectado económicamente, el diez por ciento que pierde el trabajador es lo que habitualmente gasta para ir al trabajo y en un sándwich que se come. Pero sigue siendo una alerta amarilla, ¿qué va a pasar después de los noventa días?".
Y recordó que "en Gafa se hizo lo mismo hace una semana, con 360 trabajadores suspendidos de los 1.200 empleados que tiene, también de la línea blanca".
"Esto empezó ahora, en los últimos cuatro meses. El año pasado no hablábamos de esto sino del impuesto a las ganancias. Ahora hablamos de cómo cuidamos el puesto de trabajo de los compañeros", sostuvo, para trazar un escenario económico complicado de cara al futuro: "Se cayó la venta, se quitaron los subsidios, se encarecieron todos los productos y encima la importación, los productos de afuera terminaron de generar una recesión tremenda".
El sindicalista de la UOM sostuvo que el actual rumbo del país no es producto de un error de la gestión de Mauricio Macri: "Nos mintieron, están haciendo lo que planeaban hacer. Estamos viendo la película de los años '90", aseveró. Y remarcó que "no hay políticas para las pymes, que es donde se genera el setenta u ochenta por ciento del trabajo argentino".
"El martes 7 el movimiento de sindicatos rosarinos se va a ver en la calle, protestando contra los despidos, la importación, los ajustes, la quita de subsidios", concluyó.

Comentarios