Alberto Nisman
Viernes 23 de Septiembre de 2016

Tras la muerte de un testigo clave del caso Nisman, un abogado dijo que su defendido "tenía miedo"

El abogado del asesinado expolicía Osvaldo Goncálvez Pereira, cuyo nombre apareció en la causa en la que se investiga la muerte del fiscal Nisman, afirmó que su defendido afirmó que no quería ser utilizado "como chivo expiatorio"

El abogado del asesinado expolicía Osvaldo Goncalvez Pereira, cuyo nombre apareció en la causa en la que se investiga la muerte del fallecido fiscal Alberto Nisman, dijo que su defendido "tenía miedo" de ser utilizado "como chivo expiatorio".
Goncalvez Pereira fue asesinado el 8 de septiembre por presuntos piratas del asfalto cuando custodiaba un camión que transportaba ropa de marca Lacoste y su nombre había aparecido en un entrecruzamientos de llamados de espías y expolicías del día en el que Nisman apareció muerto.
El abogado Alfredo Oliván dio ayer por la noche una entrevista al canal de noticias TN y otra esta mañana a un programa de Radio Splendid, donde dijo que tres días antes de ser asesinado en un tiroteo su defendido estaba "inquieto" y aseguró que tenía miedo.
La muerte de Goncalvez Pereira se produjo el 8 de septiembre, y su abogado dijo que se reunió con él los días 5 y el 6, y que lo vio nervioso porque su nombre aparecía en el entrecruzamiento de llamados en el que también figuraban los espías Antonio Horacio Stiuso y Alberto Mazzino, y Luis Miño, custodio de Nisman.
En sus dos declaraciones ante la justicia, Goncalvez Pereira dijo que figuraba como titular de una flota de 60 teléfonos que pertenece a la firma Exxel Group y que el teléfono que apareció involucrado en el caso Nisman no lo utilizaba él sino Carlos Miño, hermano del custodio del fiscal.
"Si hubo comunicaciones entre teléfonos cuya titularidad figure a mi nombre, en la fecha en que se produjo el deceso de Alberto Nisman (días antes y/o días después), no participé yo en esas conversaciones", aseguró Goncalves Pereira cuando declaró ante la justicia.

Comentarios