Selección argentina
Martes 06 de Septiembre de 2016

Tras ir perdiendo 2-0, Argentina reaccionó y consiguió un empate ante Venezuela en Mérida

Con goles de Lucas Prato y Nicolás Otamendi, el seleccionado argentino levantó una desventaja de dos goles y llegó al empate dejando muchas dudas. Añor y Martínez habían marcado los tantos de Venezuela.

El seleccionado argentino jugó mal y perdió el liderazgo de las eliminatorias sudamericanas, pero rescató un empate 2-2 ante su par de Venezuela luego de ir en desventaja por dos goles, en un partido válido por la octava fecha de la competencia.
En el estadio Metropolitano de la ciudad venezolana de Mérida el equipo dirigido por Edgardo Bauza consiguió un agónico empate por el gol de Nicolás Otamendi a los 37 minutos del segundo tiempo, mientras que el primer descuento fue convertido por Lucas Pratto a los 12 de la parte final.
Argentina comenzó perdiendo por un golazo de Juan Pablo Añor a los 34 minutos del primer tiempo y luego amplió Josef Martínez, a los 7' del segundo, cuando se llevaba una derrota justa, pero reaccionó y aprovechó las desantenciones del local, que vio escapar su primer triunfo en estas eliminatorias (apenas había cosechado un punto hasta hoy).
Los goles del partido:

Embed

Embed

Embed

Embed

En el segundo partido del "Patón" Bauza al frente del equipo y el primero sin el capitán y máxima figura, Lionel Messi, Argentina no pudo superar el desafío que significaba defender la punta que había alcanzado el pasado jueves luego de la victoria sobre Uruguay (1-0) en Mendoza, pero demostró un espíritu competitivo que lo llevó a conseguir un punto fuera de casa.
El plan de Bauza para no sentir la ausencia de Messi no se cumplió dado que Erik Lamela, su reemplazante, y Ever Banega, quien ingresó por el expulsado Paulo Dybala, no lograron darle posesión de la pelota al equipo y tampoco consiguieron romper la férrea doble línea de cuatro hombres que propuso el rival.
Venezuela, por su parte, planteó un partido completo e inteligente, pero no pudo cerrar el encuentro en el peor momento de Argentina y permitió seguir con vida a una potencia que, sin jugar bien, pudo encontrar la igualdad aún sin generar volumen de juego.

Comentarios