Información Gral
Sábado 20 de Agosto de 2016

Tras diez meses a la deriva, traerán de Malvinas el velero de La Cámpora

La Sanmartiniana sigue amarrada al muelle comercial de Puerto Argentino. Fue hallada semihundida por un pesquero.

El velero de La Cámpora, La Sanmartiniana, tras diez meses de aparecer a la deriva en aguas de la zona de exclusión que Inglaterra impuso a la Argentina, volverá al país ya que las gestiones que hicieron sus propietarios con las autoridades isleñas han concluido.
Entre el 10 y el 16 de junio, Javier Vázquez, el capitán al momento del naufragio, estuvo en las islas con otros dos integrantes de la Fundación Interactiva para promover la Cultura del Agua (Fipca) para ver el barco.
   El velero de 60 pies (18 metros de largo) se encuentra amarrado en un muelle comercial de Puerto Argentino. Está a flote pero el casco está oxidado y el velamen destrozado.
Además de tener que pagar derecho de amarre al puerto y otros gravámenes, el barco deberá ser reparado antes de iniciar la navegación de regreso.
   La nave se extravió en septiembre cerca de Tierra del Fuego. El 15 de septiembre, durante una tormenta, cuando navegaba con nueve tripulantes a bordo, sufrió una avería. Hacía un día que había zarpado de la isla de los Estados con destino final en Buenos Aires.
   El capitán Vázquez y algunos tripulantes emitieron un alerta por radio pidiendo ayuda que fue oído por el San Arawa II, que amarró al velero. Luego de unas horas de accidentada navegación, los tripulantes de La Sanmartiniana le informaron a Carlos Burlando, el capitán del pesquero, que estaban al borde del colapso por la hipotermia y el cansancio y fueron evacuados al pesquero. Horas después, el cabo que remolcaba al velero se cortó y éste se perdió.
   La tripulación incluía a miembros de La Cámpora y de otras agrupaciones que propagaban en sus viajes por el litoral marítimo su reclamo de soberanía de esos mares.
   En un primer momento se pensó que el velero se había hundido. Pero en medio de una búsqueda infructuosa que estaba a punto de abandonarse, apareció una zona de conservación cercana a las Malvinas. El pesquero FPV Protegat lo divisó el 7 de octubre y al día siguiente lo remolcó hasta Puerto Argentino, donde aún permanece.
   A poco del hallazgo, el gobierno de las islas invitó a los dueños a reclamar su devolución. El coordinador general de la travesía, Gerardo Salcedo, había aclarado que la embarcación no pertenece a La Cámpora aunque admitió que la agrupación coordinaba "algunas de sus actividades".
   La fallida travesía había sido financiada con fondos del Estado.
   Fipca había comprado el velero por 90 mil dólares al Club Náutico San Isidro. Era el buque escuela del club (se llamaba Náutico) desde 1982 y fue rebautizado La Sanmartiniana para navegar los puertos del sur con el mensaje nacional y popular. La embarcación llevaba militantes de La Cámpora, de la Corriente Nacional Martín Fierro.
   Antes de terminar en las Malvinas, el 24 de septiembre, un avión argentino sobrevoló las cercanías de la zona de conflicto y avistó un casco semihundido. La aeronave fue interceptada por un bombardero Typhoon de la Real Fuerza Area, generando un incidente internacional que no pasó a mayores por poco.

Comentarios