Policiales
Lunes 17 de Octubre de 2016

Traen desde Coronda a Alexis Caminos para responder por dos homicidios

Un caso es el crimen de Mariela Miranda hace siete meses. Era la madre de los hermanos Funes, con quien el hijo de Pimpi mantiene dura rivalidad. Fue detenido el sábado.

Alexis, uno de los hijos del asesinado ex líder de la barra de Newell's Roberto "Pimpi" Caminos, no sólo está acusado por el crimen de Fernando Ruiz, asesinado en abril de 2012 frente a su departamento del barrio Municipal de Grandoli y Lamadrid. También hoy la fiscal Marisol Fabbro lo imputará del homicidio de Mariela Griselda Miranda, ocurrido siete meses atrás.

Alexis era buscado desde hace tiempo y en los últimos días hubo más de un operativo sin éxito con ese objetivo. Hasta que el sábado a la tarde fue apresado por gendarmes que patrullaban el barrio y lo identificaron frente a una casa. El joven fue trasladado a Coronda y hoy será imputado en Tribunales.

Enfrentados. El 18 de marzo pasado Mariela Miranda, de 35 años, estaba en Ayacucho y Uriburu cuando fue mortalmente baleada desde una moto. Vecinos atribuyeron el crimen al enfrentamiento entre sus hijos, conocidos como "Los Funes", y "La banda de Alexis", en alusión al hijo del barra asesinado en 2010.

Según diera cuenta este diario ese conflicto se remonta a julio de 2013 cuando fue baleado el departamento de los Funes en un hecho por el cual fue denunciado el hijo de Pimpi. Y en los últimos meses el enfrentamiento recrudeció con más balaceras, algunas con saldo fatal.

Por el crimen de la mujer fueron demorados dos primos de Alexis: Cristian U., de 20 años, y Fernando Andrés C., de 24 años y hermano de un joven apodado "Tetu" condenado a 12 años por el homicidio de Maximiliano Nota ocurrido el 5 de agosto de 2011, un hecho en el que estuvo mencionado Alexis aunque luego fue desvinculado.

El conflicto entre Alexis y los Funes tiene varios capítulos. El 6 de julio de 2013 fue atacado de diez balazos el departamento de la tira 7 de Grandoli 5039 donde vivía la familia Funes. Esto motivó una denuncia contra Alexis en el juzgado de Instrucción entonces a cargo de Raquel Cosgaya y derivó en la detención de cinco miembros de la familia Caminos, entre ellos Rosa y Tato, tíos de Alexis.

El hijo de Pimpi se mantuvo prófugo, pero tanto esa causa, como otras dos en las que estuvo involucrado terminó con falta de mérito, según explicó el abogado Marcos Cella. "En el caso de la muerte de la señora Miranda —sostuvo el letrado— en ese momento Alexis estaba en la casa de su pareja, que atravesaba un problema grave de salud. Ya pasó en otros casos donde Alexis fue sobreseído", explicó el letrado.

Balas. Mariela Miranda vivía con su familia en Ayacucho al 4300. El 18 de marzo, según señalaron fuentes de la investigación, la mujer estaba en la vereda de la casa de un familiar cuando por delante suyo pasó una moto con dos ocupantes. Uno de ellos abrió fuego contra la mujer y la hirió. Su familia no esperó la ambulancia y la trasladó al Hospital Sáenz Peña, donde murió a los pocos minutos.

El ataque pareció una respuesta a una serie de tiroteos que se registraron en esa zona de Tablada y en la del barrio Municipal de Alice y Lamadrid. En la guardia del hospital los Funes se toparon con los primos de Alexis, a quienes apuntaron como los tiradores. Pero Cristian U. y Fernando C. fueron liberados luego de aportar documentación que los colocaba en la guardia del Roque Sáenz Peña cuando ocurrió el crimen.

La balacera que terminó con la vida de Mariela Miranda no fue el último incidente. Al día siguiente, la casa de Rosa Caminos fue incendiada parcialmente. Y pasadas las 21 de ese día, un joven llegó a una casa y abrió fuego con una pistola. "Disparaba apuntando. No tiraba al bulto. Vació un cargador. Y después cruzó la calle otra vez y desapareció. No sé a quién hirió, pero seguro que a alguien le pegó", comentó un ocasional testigo del ataque a balazos.

Comentarios

Últimas Noticias

El 24 de marzo y el 2 de Abril también se trasladan

El decreto de necesidad y urgencia número 52/2017, publicado ayer en el Boletín Oficial, establece un "nuevo régimen" para los feriados nacionales y días no laborables, atendiendo a "políticas públicas" relacionadas con la "educación, el fomento de la actividad productiva y el desarrollo del turismo". Como novedades principales, elimina los llamados feriados puente y establece que los que caigan en martes y miércoles serán trasladados al lunes anterior, y los que coincidan con los jueves y viernes al lunes siguiente. Sólo quedan como fechas inamovibles el 1º de Enero, lunes y martes de Carnaval, Viernes Santo, 1º de Mayo, 25 de Mayo, 9 de Julio, 8 de Diciembre y 25 de Diciembre. La resolución implica que perderán su carácter de inamovibles, además del 20 de Junio, las fechas del 24 de Marzo, Día Nacional por la Memoria, la Verdad y la Justicia, y el 2 de Abril, Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. Esas dos modificaciones tampoco cayeron bien entre, por ejemplo, los organismos de derechos humanos y ex combatientes de Malvinas. "La decisión del presidente de eliminar por decreto los feriados puente y, de un mismo plumazo, correr la fecha en que el pueblo argentino condena el genocidio de la última dictadura es otro ladrillo en la pared de la impunidad que pretenden reconstruir lentamente Mauricio Macri y su equipo de Ceos", afirmó un comunicado de la delegación local de HIjos. "Este es un gobierno que necesita del silencio y el olvido", señaló la organización, por lo que dijo "no extrañarse" ante "el desprecio con que toma una fecha como el 24 de Marzo u otras históricas como el 20 de Junio". Los veteranos de guerra no se quedaron atrás. "Esto es un gran retroceso para una conquista ganada", sentenció el presidente de la Confederación de Combatientes de Malvinas, el santafesino Rubén Rada, quien confesó que "algo" semejante "ya se sospechaba". El dirigente prometió que representantes de las 23 provincias fijarán una postura común ante el 2 de Abril, ahora trasladable.