Ovación
Martes 26 de Julio de 2016

Torneo de la Urba: Plaza camina por la cornisa

Atlético del Rosario transita una senda en la que debe ser más regular para poder sumar puntos.

Atlético del Rosario venía de un Nacional de Clubes bastante bueno, mostrando en varios pasajes un rugby de alto vuelo en una zona muy díficil. Pero desde que arrancó el torneo de la Urba, el equipo evidenció una irregularidad notoria que lo llevó a estar hoy por hoy en el 12º lugar de la tabla, teniendo solamente a Pucará y Mariano Moreno debajo en las posiciones. El lugar resulta incómodo, sobre todo si se tiene en cuenta que la Urba ya anunció un cambio para sus competencias y que a partir de 2017 la primera división estará integrada por los 12 equipos mejor ubicados este año, reduciéndose en dos de los catorce que actualmente disputan por el título. Visto desde esa óptica, el equipo del pasaje Gould camina por la cornisa.

Los motivos por los cuales Atlético atraviesa este presente son varios, pero lo concreto es que el equipo que jugó el Nacional y se estaba preparando para el Top 14 sufrió una mutación muy grande, ya que perdió mucha gente entre lesionados y ausentes por distintos motivos. "Se hizo un vacío muy grande justo entre el final del Nacional de Clubes y el arranque del Top 14. Y el torneo de la Urba es muy exigente. Es una competencia tan dura que cuando la afrontás con un recambio, con jugadores que no tienen la experiencia de ser titulares, se nota", destacó Mauro Cingolani, quien junto a Nicolás Torno tienen a cargo la conducción del primer equipo de Plaza Jewell.

Por un lado, Atlético está ante la necesidad de ser más regular en su juego y también sumar puntos. "Ambas cosas van de la mano", sentenció el ex tercera línea, quien luego se explayó en su idea diciendo que "los puntos los necesitás pero si no sos sólido en el planteo táctico nunca te van a llegar. Lo que sí no vamos a propiciar un lirismo en el juego cuando tenemos mucho más presión por el tema de los resultados", aclaró.

"Hay que ir partido a partido. Las derrotas ante SIC y La Plata nos enseñaron que tenemos que tener más regularidad. No podemos pasar de ganarle a Los Tilos de visitante a perder por goleada con La Plata", reveló el técnico.

Al referirse puntualmente al encuentro con el equipo canario en el que sufrió el revés más duro de la temporada, Cingolani reconoció que "La Plata es un equipo que culturalmente nos complica siempre. Creo que nos quebraron psicológicamente, no pudimos aguantar ni la presión ni el ritmo que nos impusieron".

Finalmente al hablar de la importancia de la victoria del sábado frente a Alumni, el entrenador dijo: "Todos los partidos son finales y lo que digo no es un cassette. Cada vez que ganás tenés que reivindicarlo el sábado siguiente", concluyó.

Comentarios