La ciudad
Lunes 04 de Julio de 2016

Todos los supermercados cerraron sus puertas, menos Coto y Jumbo

Los inspectores del Ministerio de Trabajo recorrieron los 42 locales alcanzados por la entrada en vigencia de la norma.

El gobierno provincial constató ayer que cinco sucursales de la cadena Coto y el local de Jumbo del Portal Rosario incumplieron con la ley de descanso dominical y abrieron sus puertas al público. El resto de las cadenas acató lo rubricado por la Legislatura y el Concejo. Coto tendrá que pagar $ 304.500 de multa, mientras que la cadena de capitales chilenos deberá afrontar $ 68.100 por la infracción.

"Es una mala señal, en un momento donde todos reclamamos ejemplaridad y cumplimiento de las normas", dijo el ministro de Trabajo santafesino, Julio Genesini. Pero el debut de la ley sancionada por la Legislatura en 2014 y ratificada por el parlamento local en marzo de esta año tenía un desenlace anticipado. Los directivos de Coto habían anticipado a LaCapital el sábado que abrirían sus bocas de expendio en Rosario.

Con este telón de fondo, las 5 bocas de esta firma nacional permanecieron a disposición del púbico. El dato novedoso lo aportó Jumbo, que abrió su sucursal en zona norte. Allí, se hicieron cargo de la atención directivos y personal jerarquizado en forma mayoritaria.

De todos modos, el mal clima, la "invitación" de la Asociación Empleados de Comercio para no comprar y las tensiones previas parecen haber provocado algún efecto: la escasa concurrencia se hizo notar. También incidió otro factor: el resto de los 35 comercios de más de 1200 metros cuadrados de superficie estuvieron cerrados y respetando la ley.

Tal como lo habían anticipado los responsables de Trabajo santafesino, 15 inspectores barrieron los 42 locales que eran pasibles de sanción en relación a la ley.

Los agentes elevaron las actas labradas en Coto y Jumbo y plantearon lo ocurrido en el supermercado Delfín Blanco, de Alem 3160. Si bien la sucursal de Tucumán y Cafferata permaneció cerrada, la de la zona sur abrió sus puertas. Según voceros oficiales, este local figura bajo el rubro almacén.

Según la ley 1.344 , las multas equivalen a 10 salarios mínimos (hoy en 6.810 pesos).

Esto implica que Coto deberá pagar 340.500 pesos y Jumbo 68.100 pesos. A partir de la tercer infracción, corresponde la clausura de los locales por 10 días.

"Por ahora no se establece un marco de apelación a las multas. La ley establece los montos y se entiende que los súper deben pagarlos", indicó el subsecretario de Fiscalización del Ministerio de Trabajo, Fernando Muruaga.

El funcionario aclaró que los próximos domingos continuará la fiscalización. "La ley está vigente y debemos controlar", explicó.

Ministro preocupado. Consultado por este diario, Genesini criticó que empresas "de esta envergadura" no cumplan con la ley.

"Más allá del juicio de valor que les merezca la norma, fue aprobada por una Legislatura y por un Concejo Municipal. Muchas empresas sí la acataron, que firmas importantes no respeten la ley no es algo que luzca como correcto", se explayó el ministro de Trabajo.

Confiado en que haya una etapa de reflexión de cara al próximo domingo, Genesini remarcó: "Nosotros aspiramos a que todas las cadenas cumplan. Nosotros igualmente seguiremos haciendo todos los controles necesarios".

De ahora en más, y con las constataciones notificadas se abre la etapa de procedimiento sumarial. "Los infractores tendrán su derecho a defensa y se aplicarán las sanciones que correspondan. Dada la situación, seguramente los trámites se harán con la mayor celeridad posible", finalizó el ministro laboral.

Satisfechos. "Para nosotros fue muy importante que casi el 100 por ciento de los locales estén cerrados. Quienes abrieron no resultaron una novedad ya que han tratado de amedrentar a los tres poderes del Estado", destacó la secretaria adjunta de la Asociación Empleados de Comercio, Silvana Crocci.

La gremialista valoró positivamente también la "conciencia social" de los rosarinos, que pese a que los locales permanecieron abiertos no concurrieron masivamente a hacer sus compras como otros domingos.

Comentarios