Ovación
Viernes 18 de Noviembre de 2016

"Todo fue muy armado"

Diego Lavezzi, presidente de Coronel Aguirre, dijo que la gente de Adiur lo hizo para jugar el desempate sin público

"Todo fue muy armado, un show mediático. Es evidente que de Adiur lo hicieron para que el desempate se jugara sin público. Y esto no será así, porque el partido está confirmado para el sábado (mañana, a las 17) en el estadio de Tiro Federal y con hinchas de los dos clubes, con la presencia de 50 efectivos policiales", explicó Diego Lavezzi, el presidente de Coronel Aguirre, al hablar de la trascendencia que tuvo un resumen en video que se viralizó el miércoles en torno al partido que su equipo ganó 2-1 sobre la hora ante Atlético San Jorge, por el Federal B, que posibilitó que se jugara este fin de semana un choque decisivo para evitar el descenso de categoría.

   "A mí no me gusta salir a hablar, pero tengo que hacerlo para defender a mi club, a este Coronel Aguirre que hacemos entre todos y que esperamos el año próximo poder seguir jugando en el Federal B como parte del crecimiento institucional al que apostamos", señaló el titular del tradicional club de Villa Gobernador Gálvez, quien agregó: "Se agarran de un video editado que muestra lo que ellos quieren, de los diez minutos finales de un partido que tendríamos que haber ganado cómodo porque dominamos todo el tiempo, en la etapa inicial no nos cobraron un claro penal con el que podríamos habernos puesto en ventaja, y el arquero de ellos fue figura".

   Lavezzi, reconocido por ser hermano del Pocho (Ezequiel, el delantero de la selección argentina), analizó lo sucedido en diálogo con Ovación y destacó que "se nota claramente que los hinchas de Aguirre no participaron de ningún incidente. No tuvimos quejas de parte de la gente de San Jorge, el árbitro no realizó ningún informe que indicara que fuimos responsables de hechos violentos y el desarrollo del juego se dio como tantas veces en cualquier cancha en la que se juegan este tipo de cotejos, con la presión de quien necesita los puntos".

   También dejó en claro que "si bien en el video se muestran acciones que parecen de presión a los jugadores, son las habituales en las que los propios futbolistas o los chicos alcanzapelotas le dicen al rival que aflojen porque el resultado no se da a favor cuando al rival no lo influye, pero si nosotros no la metíamos descendíamos. Y por ejemplo, la jugada del 2-1 puede parecer offside, la peina un jugador visitante y por eso el gol de Agustín (el hijo) estuvo bien cobrado. ¿El de ellos? Qué se yo la reacción que tienen los jugadores rivales".

   "Les habíamos dicho a los hinchas que se portaran bien, como en todo el torneo, y así fue. Porque apuntamos al año que viene, a realizar un mejor torneo mientras terminamos de remodelar nuestra cancha (en seis meses la tendrían lista para 15.000 espectadores), que la queremos para jugar en el Federal B y en el A, no para hacerlo sólo en la Rosarina. Todos deseamos el crecimiento del club, de Coronel Aguirre, porque este no es el club de los Lavezzi sino el de todo el barrio". Y añadió: "No somos una empresa al frente de un club, como es Adiur, que se maneja de otra manera y está haciendo cosas que a los clubes comunes como nosotros nos perjudica en cuanto a la captación de jugadores".

   Asimismo, sentenció: "Nosotros no tenemos barra brava, nadie nos pide plata, y aunque nadie lo crea es así. Acá el barrio se cobija en el club, le damos contención. Después mucho forma parte del mito de que acá somos bravos, de que decimos guau y la gente se asusta. Y el ejemplo más claro se ve en el video que hasta a Gustavo Raggio (DT del rival) se lo ve tranquilo en el banco de suplentes y que sólo hubo festejos nuestros porque tendremos la chance de quedarnos en la categoría".

   El lamento de Lavezzi fue que "perdimos la chance de clasificarnos y a la vez de salvarnos definitivamente del descenso en la fecha anterior, cuando nos empataron sobre la hora en cancha de Ben Hur, en Rafaela. Y nuestros jugadores se la bancaron sin problemas, en cambio Adiur tuvo como 5 expulsados por agresiones al finalizar el partido que perdieron con Tiro Federal". Igual, se tiene mucha fe para el choque de mañana: "Vamos a ganarle a Adiur, confío en el equipo".

   "Jugaremos en cancha de Tiro, en barrio Ludueña, donde fuimos locales todo el torneo anterior y nunca hubo problemas. Por eso cuando el miércoles pagué la policía estuvo todo bien, sólo que de 35 efectivos ahora pasaron a ser 50".

"Jamás recibimos amenazas"

"Fue la primera vez que me tocó dirigir a Coronel Aguirre en el torneo. De arranque los directivos estuvieron predispuestos en todo lo que necesitaba y con mis colaboradores siempre estuvimos tranquilos, jamás recibimos amenazas de nadie", reflejó el árbitro santafesino Maximiliano Moya en diálogo con Ovación al referirse a lo sucedido en el partido jugado en el Complejo Gomara, donde el sábado el local ganó 2-1 sobre la hora ante Atlético San Jorge.

"Tuve las garantías necesarias tanto de Diego Lavezzi, el presidente del club, como del jefe del operativo policial", indicó el árbitro, que este domingo vendrá a dirigir el partido Tiro Federal v. Belgrano de Paraná, por la revancha de play offs del Federal B.

El juez reconoció que todo comenzó con el 1-0 de la visita, marcado por Mauricio Temperini (no quiso hablar con la prensa) a los 85': "Nunca viví una situación así y más cuando se hace un gol. Lo raro fue ver al jugador visitante pidiéndoles disculpas a sus compañeros y a los rivales por haber convertido el tanto. Y después del gol, algunos hinchas de Aguirre ingresaron para amedrentar a sus jugadores. Ahí llamé a la policía y sacaron a los individuos. El trámite siguió y llegaron los goles de Aguirre".

Moya también brindó su opinión sobre el segundo gol de Lavezzi, el 2-1: "El jugador visitante lo habilita con la cabeza y el delantero anota el gol. Eso vi en el partido, aunque al verlo por televisión me surgieron dudas".

Por último, aseveró: "En ningún momento vi armas. Es mentira lo que están diciendo".

Comentarios