Concejo municipal
Sábado 03 de Septiembre de 2016

Titulares de playas de estacionamiento y taxistas critican la emergencia en seguridad

Entienden que la normativa aprobada agrega costos que afectarán sus actividades y acentuará los desfasajes financieros.

Tras la declaración de emergencia en seguridad por parte del Concejo Municipal surgieron críticas de sectores que se sintieron afectados por el paquete de medidas que aprobaron el jueves los ediles rosarinos. Por un lado, los dueños de licencias de taxis están en contra de las multas por videovigilancia, ya que entienden que le agrega costos a la actividad y les genera un desfasaje financiero todavía más acentuado. En tanto, los titulares de playas de estacionamiento se mostraron sorprendidos con la decisión de incorporar cámaras lectoras de patentes para informar a la policía si hay autos robados en esos estacionamientos.

Vale destacar que el Concejo aprobó multas por cámaras de video para infracciones graves como cruzar un semáforo en rojo o circular en contramano. Ante esa determinación, José Iantosca, de la cámara que agrupa a los titulares de licencias (Catiltar) apuntó que "los concejales responden a la demanda de seguridad con un impuestazo".

"Esta ordenanza cayó muy mal en el sector tachero. Nosotros estamos de acuerdo en que no hay que cruzar semáforos en rojo. Eso nadie lo discute. Pero quiero ver a cualquiera de los concejales parados en bulevar Seguí y Avellaneda, a las 11 de la noche, esperando que el semáforo se ponga en verde", advirtió Iantosca.

"O no pudiendo cruzar si alguien te viene a robar cuando estás detenido en un semáforo. Eso es común que pase. ¿Por eso se va a pagar una multa de tres mil pesos? Me parece que es una locura. Las cámaras de seguridad están para dar seguridad y no para hacer multas. Sacaron esta ordenanza para responder a la marcha por seguridad de 20 mil o 30 mil personas, y resulta que es un impuestazo", reclamó Iantosca.

En las playas. En tanto, también el jueves el Concejo aprobó que las playas de estacionamiento incorporen cámaras lectoras de patentes para avisar a la policía si registran autos robados en esos lugares. Según la normativa, la implementación y el financiamiento del sistema estará a cargo de la Provincia con un valor cercano a los 300 dólares.

"La verdad es que estamos sorprendidos", señaló Oscar Liberton, de la cámara que nuclea a los dueños de las playas de estacionamiento. "Nosotros no fuimos consultados. Nos enteramos por los medios de comunicación. Es extraño. Al principio no le dimos entidad porque parecía algo que no iba a trascender. Y hoy (por ayer) a la mañana, cuando me informaron, me causó una gran sorpresa", comentó el empresario.

Liberton confió que la iniciativa ya había sido planteada hace unos meses por las autoridades. "Ya en ese momento no nos dio la impresión de que la gente que circule con un auto robado, venga y estacione en nuestros negocios. Si hay una posibilidad de controlar las patentes, el ámbito ideal sería la calle, no las playas".

Y agregó: "Nos hubiera gustado recibir alguna consulta como para poder analizar el tema con un poco más de profundidad y de seriedad. Ahora estoy bastante sorprendido. A simple vista parece que las soluciones de los conflictos vienen siempre de la mano de la inversión del privado. No me resulta claro cómo se implementará esto. No le veo un beneficio tan grande a la seguridad tener un control de si el auto que está en nuestro negocio es robado o no. El auto que crea conflicto es el que está en la calle, cercano a cometer un delito y no la persona que llega con el suyo a nuestros negocios".

Los 30 proyectos de seguridad que aprobó el Concejo no serían posibles sin la emergencia en seguridad para Rosario. Así lo aseguró el concejal Diego Giuliano, uno de los impulsores de la declaración. "Logramos que se apruebe la emergencia en seguridad en Rosario después de que se la rechazara durante mucho tiempo, 5 años en los que se lamentaron 1221 muertes violentas", destacó el presidente de la comisión de Seguridad.

"Si la provincia no da seguridad, la ciudad tiene que estar preparada, dándole recursos a la intendenta para bajar los niveles de violencia. Estos días nos llenaron de superlativos, el megaplan, las supercomisarías, los súperpatrulleros. El Concejo no plantea una emergencia simbólica, ni discursiva, sino una emergencia concreta", sostuvo Giuliano.Y advirtió: "Vamos a controlar minuto a minuto el accionar de la Municipalidad sobre estas herramientas que la emergencia le brinda para bajar los niveles de violencia en la ciudad"."La emergencia le proporciona recursos humanos y económicos a la intendenta para que cumpla con todas las medidas necesarias para prevenir el delito. Le otorga al municipio la posibilidad de disponer de partidas que van dirigidas a otros destinos que no son prioritarios para que sean utilizados en seguridad", recalcó el edil.

Comentarios