Cartas de lectores
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Tirano y sangriento

Fidel Castro estará rindiendo cuentas al Creador por ser responsable de decenas de miles de trágicas muertes. Primero, cuando asumió el poder fusiló sin juicio a centenares de personas en los famosos paredones. Luego a lo largo de su régimen, miles de opositores fueron torturados y se pudrieron en las cárceles. Envió un ejército a Angola a intervenir en la guerra civil en aquel país a favor del bando comunista con las subsiguientes bajas. Intentó exportar su revolución a América Latina sembrándola de movimientos guerrilleros que con más las subsiguientes reacciones provocaron muerte y destrucción. Centenares de miles de cubanos se arriesgaron a cruzar el mar para asilarse en Estado Unidos porque les resultaba intolerable vivir bajo el régimen castrista, sin posibilidad de cambiarlo en elecciones democráticas porque no las había. Miles de ellos murieron ahogados y muchas familias se disgregaron. Respecto a nuestro país, bajo Perón se le prestó millones de dólares que no devolvió ni el régimen cubano piensa devolver. Con ese capital más sus intereses de muchos años ¡cuántas cosas positivas se podría hacer! Castro alentó, financió y entrenó a la guerrilla que en la década del 70 ensangrentó nuestro país y provocó el golpe del 76. Irresponsablemente colocó al mundo al borde de cataclismo nuclear al permitir que se instalasen en Cuba misiles soviéticos apuntando a Estados Unidos, y luego en la famosa crisis de los misiles en 1962 fue renuente a que la Unión Soviética los retirase. Se perpetuó en el poder mediante régimen de partido único, sin elecciones, con severa represión. Entonces no se comprende por todo lo expuesto que políticos izquierdistas y peronistas que se autodefinen de democráticos lo defiendan. Y como rosarino tengo vergüenza ajena porque llevan el nombre de su ladero, el Che Guevara, quien dirigió personalmente los fusilamientos y fue a intentar instaurar regímenes comunistas en el Congo y en Bolivia, tres lugares, no uno en Rosario. Provoca lástima que haya personas que en su fobia antinorteamericana defiendan al castrismo por el mero hecho de haber toreado a Estados Unidos cerrando los ojos a sus horrores. La economía cubana es tan frágil como antes de Castro y el pueblo es pobre. A semejanza de las ficciones del relato kirchnerista, el famoso bloqueo no es tal sino técnicamente un embargo que no impide que Cuba pueda tener relaciones comerciales con muchos países del mundo. Y Estados Unidos como cualquier nación tiene derecho a no tener relaciones diplomáticas o comerciales con un país antagónico. En síntesis, el legado de Castro consiste en muerte, autoritarismo, pobreza y atraso. La historia lo condenará.

Raul Miguel Ghione

DNI 6.033.754


Comentarios