Edición Impresa
Sábado 17 de Septiembre de 2011

Tintas, huevos y vinagre

"Mirá, cómo se separan los colores". Contento con la experimentación, Maximiliano muestra un frasco de vidrio de los más conocidos y familiares conteniendo la prueba que terminaban de hacer para separar los colores de la tinta. Es uno de los alumnos de 6º grado que se muestra feliz con la presencia de los científicos en su escuela.

"Mirá, cómo se separan los colores". Contento con la experimentación, Maximiliano muestra un frasco de vidrio de los más conocidos y familiares conteniendo la prueba que terminaban de hacer para separar los colores de la tinta. Es uno de los alumnos de 6º grado que se muestra feliz con la presencia de los científicos en su escuela.

También se les propuso "separar los componentes de una mezcla para poder identificarlos", una técnica que llaman "cromatografía". Otra experiencia fue la denominada "Desnudando a un huevo", basada en demostrar las reacciones químicas que se puedan producir al mezclar distintas sustancias o componentes. En este caso se trató de ver qué pasaba cuando al introducir un huevo en agua y otro en vinagre.Cada propuesta es acompañada por una guía de instrucciones a seguir y preguntas para repasar los pasos seguidos y los resultados que se fueron obteniendo.

Entre las propuestas de experimentos que llevan al aula figuran los de hacer "un huevo frito en frío", por el cual se mostró qué pasa cuando se someten a transformaciones las sustancias naturales. Otra, conocida como "Un polímero baboso", les propone diferenciar entre polímeros naturales y artificiales, y luego fabricar el propio polímero.

No faltan las ideas para reconocer los procesos de combustión, que demuestran, por ejemplo, que para encender cualquier llama hace falta del oxígeno que está en el aire. En este caso, el experimento los invitó nada menos que a "introducir un huevo duro en una botella y sin romperlo". Y desde ya a saber por qué pasa lo que pasa.

Comentarios