Edición Impresa
Jueves 14 de Agosto de 2008

Tierra ajena

Sorpresa y media ha causado la presencia de varios camiones en el Camino Viejo a Soldini junto a una pala mecánica. Los transportes son llenados con tierra prolijamente y después se retiran con rumbo desconocido.

Sorpresa y media ha causado la presencia de varios camiones en el Camino Viejo a Soldini junto a una pala mecánica. Los transportes son llenados con tierra prolijamente y después se retiran con rumbo desconocido. No faltaron los que concluyeron que el negocio, terminantemente prohibido por ordenanza, es la venta de tierra. Lo llamativo es que, según testigos, los camiones se parecen bastante a los de una empresa vinculada a la recolección de residuos y a los rellenos sanitarios.

Desconsolado

El agitado movilero de Radio Dos no salía de su asombro. Mientras cubría el anuncio del paro de los docentes privados, una grúa se llevó su móvil que había quedado estacionado en la línea amarilla. Las recatadas maestras no dejaban de consolar al carilindo Gustavo Poless, único periodista de la calle que también ostenta el título de profesor de artes marciales. Pero lo que más malos pensamientos desató en el pelilargo periodista fue que un Twingo, estacionado también en infracción delante del móvil, sólo fue castigado con un acta en el parabrisas. Cuánta mala suerte.

Comentarios