Edición Impresa
Sábado 25 de Agosto de 2012

Tienen entre 10 y 13 años y son los mejores en matemática

Son los campeones de la Olimpíada Ñandú Santafesina. Rosario tuvo una participación destacada en esta competencia.

Aprenden en talleres, se ejercitan en clases y por fuera del horario escolar (algunos confiesan que “no tanto”), pero todos coinciden en el mismo placer que les da “resolver problemas ingeniosos”, que “nada tienen que ver con los que se hacen en las clases de la escuela” y además que disfrutan de compartir desafíos con otros de su misma edad. Los que hablan son los chicos que participaron de la Olimpíada Matemática Ñandú Santafesina y resultaron ganadores en la última edición, realizada en Reconquista. Son los que tienen la palabra mayor en esta disciplina.

El certamen se divide por niveles, que responden a las edades y grados que cursan los participantes. Así en el primer nivel para chicos que cursan 5º grado y tienen 10 años, fueron premiados Valentín Peruzzotti, de la Escuela Nº 117 Esteban Echeverría, de Teodelina; y subcampeones Nicolás Fedelman del Colegio Español, de Rosario y Tiago Pieroni de la Escuela Nº 6.371, de Zavalla.

En el segundo nivel de la olimpíada, destinado a los que están en 6º grado, la campeona fue Serena Reidel de la Escuela José Berrutti de Santo Tomé, y los subcampeones Federico Bersano del Colegio San Patricio y Octavio Gaglio de la Escuela Juan Arzeno, ambos de Rosario. Clemente Antuña resultó el campeón del tercer nivel de la competencia, que agrupa a los que cursan el 7º grado. Es alumno del Colegio San Bartolomé, de Rosario. De esta misma escuela quedó como subcampeón Duncan Mc Clymant, junto a Ramiro Arias de la Escuela Nº 156 Provincia de San Luis, también de Rosario.

Instancias. Fueron más de 300 los chicos de la primaria que participaron de la XXI Olimpíada Matemática Ñandú Santafesina, realizada del 15 al 17 de agosto en Reconquista. Tienen entre 10 y 13 años y asisten a escuelas públicas y privadas de la provincia. Para llegar esta instancia primero aprobaron los certámenes escolares, intercolegial y zonal. Para viajar a Reconquista los chicos contaron con el apoyo de cooperadores y comunidad en general. Los alumnos rosarinos tuvieron un lugar destacado en los resultados.

Un grupo importante de los alumnos que alcanzó alguno de los premios se reunió en una misma foto para La Capital. Fue en representación de todos los que participaron. Bien dispuestos para contar cómo les había ido en el concurso provincial, cada uno dio un enfoque diferente sobre esta olimpíada. “Fue más fácil que otros años, al menos que el año pasado”, dijo Juan que cursa el 6º grado. Enseguida aparecieron las voces de un grupo de nenas para explicar que “en realidad es fácil porque había que entrenarse para estar ahí”. Los exámenes que deben pasar abarcan geometría y matemática.

Cada uno contó las estrategias que se da cada escuela para invitarlos a participar. Mencionaron los talleres, problemas para ejercitar, trabajos en clase y en la casa. En general, acordaron que lo más importante eran “las ganas de estar allí” que cada uno aportaba para participar. Como en los recientes Juegos Olímpicos de Londres, los chicos también se entrenan ya no para competir por un deporte sino para resolver lo más creativamente posible ingeniosos problemas matemáticos. “Terminamos con el cerebro caliente”, bromeó Alvaro, uno de los nenes presentes.

No se olvidaron de contar lo bien que la pasaron en Reconquista. “Es una ciudad hermosa, con una plaza muy grande, es tranquila, hace mucho calor, nos atendieron rebien, nos dieron un montón de comer y estuvimos en un bowling muy divertido”, contaron un poco cada uno de esta visita a la localidad del norte santafesino. La escuela anfitriona fue la Nº 472.

Trabajo docente. Según explicó la secretaria regional Ñandú de esta competencia, Natalia Arias, “los docentes que trabajan en las Olimpíadas Matemáticas lo hacemos en forma gratuita, comprometida y desinteresada”. No cuentan con subsidios ni aportes  para su realización. Por eso junto a la subsecretaria Carmen Donadío resaltan el trabajo “de docentes y colaboradores que preparan y acompañan a los chicos año a año”. “Son ellos —dicen— quienes mantienen viva a esta olimpíada y trabajan incansablemente para que se realice”.

Arias recordó que estos encuentros matemáticos comparten los mismos objetivos que  promueven la Olimpíada Matemática Argentina de “estimular entre los jóvenes la actividad matemática y desarrollar la capacidad para resolver problemas”.

Comentarios