Edición Impresa
Domingo 18 de Mayo de 2014

"Tiempos de cambios"

Los ataques se repiten y esta semana hasta llevaron al sindicato municipal a proponer la creación de un cuerpo de al menos 100 agentes para custodiar distintos espacios públicos.

Sin dudas la inseguridad sigue siendo el invitado no deseado de esta “ciudad de la convivencia”. Las instituciones donde se brindan derechos básicos como salud y educación se han convertido en blanco predilecto de los delincuentes.

   Los ataques se repiten y esta semana hasta llevaron al sindicato municipal a proponer la creación de un cuerpo de al menos 100 agentes para custodiar distintos espacios públicos. El pedido llegó luego del ataque a balazos que recibió un empleado del cementerio La Piedad.

   Quince días antes el blanco había sido una enfermera del Hospital Vilela, a la que le robaron el auto y le gatillaron sin éxito en la cabeza. Y previo a ese hecho, había renunciado en masa el plantel de un dispensario modelo de barrio Tiro Suizo, escenario de enfrentamiento entre bandas.

   Ahora le tocó el turno a un jardín de infantes de Empalme Graneros. El lugar había sido destrozado hace semanas por algunos vándalos y el martes un solitario ladrón se llevó pertenencias de las docentes y les hizo vivir una pesadilla.

   Para crear el cuerpo especial que quiere el sindicato municipal habría que destinar, por ejemplo, más de la mitad del plantel total de la Guardia Urbana Municipal (GUM).

   La GUM tiene hoy, según los datos que figuran en la página oficial del municipio, 193 empleados. Excepto dos, el resto integra la planta permanente de la Municipalidad y cobra sueldos netos que van desde los 4.800 pesos (un mecánico) a los 21 mil (un subdirector). En promedio, la mayoría de los agentes de la GUM percibe unos 12 mil pesos mensuales.

   ¿Será la GUM la encargada de custodiar los hospitales, dispensarios y cementerios, o tal vez les tocará el turno a los agentes de primer año cumplido de la Escuela de Policía con los que el gobierno provincial reforzará la seguridad en los próximos días?

   Según reza en el sitio oficial de la GUM, este organismo tiene como misión consolidar la presencia del estado municipal en la vía pública para promover mejores condiciones de seguridad a través de la prevención, la educación, el control y la estricta aplicación de las normativas municipales.

   ¿Esa presencia de la que se habla en el enunciado, deberá cubrir las ausencias estatales que generan estos casos de inseguridad? Al menos la función de la GUM se adapta más para realizar esa tarea que la de los cadetes de la Escuela de Policía.

   Con el aval de la Legislatura, el gobierno parece retroceder en su objetivo de profesionalizar la fuerza. Es decir, del logro de instalar una carrera de tres años para formar un policía pasó sin escalas a llevar a las comisarías a jóvenes con siete meses de formación.

   Y mientras los vecinos colocan pasacalles agradeciendo la presencia de gendarmes, en tiempos de emergencia en seguridad la premisa parece ser saturar la ciudad a como dé lugar.
  Alguna vez un viejo eslogan publicitario político habló de “tiempos de cambios.” Tal vez empezaron a llegar.

Comentarios