Economía
Domingo 31 de Julio de 2016

Tiempo de descuento para el blanqueo

El gobierno deposita en la exteriorización de capitales la esperanza de la reactivación

El gobierno espera el blanqueo como la tabla de salvación económica. En agosto se cumplen 8 meses de gestión: la industria y la construcción se desplomaron y el sector comercio no recuperó la venta perdida. Santa Fe está complicada.

El sector financiero, que había amagado a una mejora sustancial, hoy se encuentra con las acciones en una gran toma de ganancias, los bonos quedaron estacionados en un techo de mercado, las tasas en pesos dejaron de bajar, el dólar oficial estable, y el blue se puso un poquito picante.

Las especulaciones se aceleran con la puesta en vigencia del blanqueo. Comenzó la cuenta regresiva, el 30 de septiembre es la fecha límite, para blanquear sin costo a un plazo de 3 años y una tasa de interés del 0 por ciento. El que tome esta alternativa, no pagara el 10 por ciento de la multa, y el bono le rendiría el 3,33 por ciento anual. El 30 de octubre es la fecha límite para blanquear los pesos o dólares billetes que se quieran blanquear, por esta operación hay que pagar una multa del 10 por ciento.

En 90 días se juega la suerte de la actividad económica. Con el dinero que se recaude con el bono, se piensa pagarles a los jubilados, hacer obra pública y rescatar deuda externa, para bajar la tasa de interés de mercado. Con la multa que recauden por el blanqueo de dinero en efectivo, se piensa aplicar al presupuesto, para bajar el déficit fiscal.

Si el blanqueo se ubica por debajo de los u$s 30.000 millones, es un fracaso. Si se logran atraer entre u$s 30.000 y u$s 50.000 millones es un éxito. Si consiguen más de u$s 50.000 millones, la alegría no es solo brasileña, tendremos un muy buen 2017.

En Argentina, los dólares billetes guardados en el colchón rondaría entre el 10 por ciento y 15 por ciento del PBI, esto implica entre u$s 45.000 y u$s 65.000 millones. En el exterior, y sin declarar, no menos de u$s 100.000 millones. Si blanquean solo el 20 por ciento de este total, alcanzaríamos los u$s 30.000 millones necesarios para que sea un éxito, por debajo de dicha marca, las luces amarillas se encienden, y el gradualismo entra en peligro.

Desde el exterior, la cotización de la soja y el maíz no ayuda. Se disipa el pronóstico niño en América latina, y si bien, aún falta mucho para que culmine la cosecha americana, el estado de los cultivos a esta hora, es excelente. Esto no augura precios muy elevados, pero hay que esperar, todavía falta mucho para dar un dictamen definitivo. Los climatólogos, pueden fallar.

Conclusión

1) Termina el mes de julio sin pena, ni gloria. El clima y los negocios están muy fríos. Las ventas no mueven el amperímetro, y la suba de tarifas genero un impacto cruzado sobre los gastos de consumo.

2) Las acciones se toman un respiro, hay que depurar los fuertes vencimientos del mercado de futuros que opera el 19 de agosto próximo. Toma de ganancias, y a esperar la segunda quincena de agosto.

3) Los bonos en dólares rinden muy poco, pero el dólar es el dólar. Son el refugio obligado de los que desean diversificar.

4) Las tasas de las Lebac al 30,25% anual, siguen empalideciendo al resto de los negocios. No pagan ganancias, tampoco bienes personales, y te llevas el 2,5% mensual, limpio de polvo y paja.

5) El segundo semestre comenzó solo en el almanaque. El gobierno nacional apuesta todo al blanqueo, y el gobierno de Santa Fe, hasta ahora, no se expidió si adhiere o no adhiere. ¿Qué significa? Si no adhiere, muchos de los que blanquean, deberán pagar impuestos provinciales y municipales. El resto del país, adhiere en forma mayoritaria. Un motivo más para no coordinar políticas con la Nación, y perder inversiones. Increíble.

6) Las provincias reciben más recursos del Estado nacional, están cobrando deudas pasadas, y se endeudan en el exterior. Qué bueno sería, que, con tanto dinero, piensen en bajar impuestos provinciales, congelen vacantes, y en Santa Fe, devuelvan los dineros retenidos por el cobro compulsivo vía Sircreb,

Comentarios