Escenario
Domingo 12 de Febrero de 2017

"The Walking Dead", los zombies están de regreso

Los zombies vuelven recargados en la séptima temporada. Hoy, a las 23.30 por la señal premium FOX1.

Los zombies vuelven recargados en la séptima temporada de "The Walking Dead", a partir de hoy, a las 23.30 por la señal premium FOX1. Después de dos meses de hiato, la señal lanzará el primer capítulo de lo que será el comienzo de la segunda mitad de una temporada en la que el grupo de sobrevivientes liderados por Rick se encuentra por primera vez superado, sometido y humillado, no por zombies sino por otro grupo de sádicos seres humanos.

   En una entrevista durante el rodaje de la segunda mitad de la séptima temporada a la que accedió Télam como único medio argentino, el actor que interpreta a Rick Grimes, el inglés Andrew Lincoln, evaluó el shock que supuso para su personaje la introducción del villano Negan (Jeffrey Dean Morgan) y la transformación que sufrió la serie.

   "La muerte de Glenn (Steven Yeun) fue un gran shock para mí. Y no solo profesionalmente sino personalmente, él es uno de mis mejores amigos y nunca pensé que se iría", dijo Lincoln acerca de uno de los personajes asesinados por Negan en el último episodio de la sexta temporada, aunque los fans de la serie debieron esperar casi siete meses para conocer la identidad de los fallecidos; un gancho que despertó cientos de teorías en las redes sociales.

   El actor aseguró que "después de siete años uno piensa que hay intocables en el programa" y que al conocer la doble muerte de Glenn y de Abraham (Michael Cudlitz) lo "shockeó".

   La presente temporada, de excelentes resultados de audiencia en toda la región latinoamericana, mostró la llegada de Negan y su grupo "Los Salvadores" para someter a todas las comunidades de sobrevivientes y extorsionarlos con matarlos a menos que les entreguen periódicamente la mitad de sus suministros.

   Divididos en otras comunidades y quebrados emocionalmente tras presenciar cómo Negan mataba a sus amigos a golpes de bate en la cabeza, la segunda parte de la temporada será la de la "reconstrucción", aseguró el intérprete de Rick.

   "Creo que es una reconstrucción y que es un show completamente nuevo. Todos tienen que procesar este trauma, este duelo y esta pérdida a su manera, no va a ser el mismo programa", dijo Lincoln, y agregó que consideraba que "The Walking..." es "una serie sobre moral y ética, sobre las arenas movedizas en las que se apoyan ambas cosas y cómo dependen de la subjetividad".

   Es que pese a que Negan es presentado como un sádico y un manipulador, el grupo liderado por Rick también ha decidido asesinar y someter a otros en el pasado, siempre con la intención manifiesta de asegurar la continuidad de su grupo.

    "Creo que la dinámica entre Rick y Negan es muy interesante, y que para introducir a alguien así con una manera tan distintiva de dirigir su comunidad y de imponer su ley sobre otras comunidades es muy excitante para el programa", manifestó Lincoln, quien añadió que en esa disputa con el nuevo villano, Rick necesitará por primera vez de sus compañeros, que "tendrán que ayudarlo a levantarse".

   Luego de presentar las consecuencias de la muerte de Glenn y Abraham, los últimos ocho episodios de la temporada se centrarán en la progresiva unión del grupo de Rick con las otras comunidades sometidas por los "Salvadores" para preparar un contraataque. "Creo que ésta es una historia acerca de la reconstrucción y que probablemente por eso tuvimos este terrible episodio al comienzo de la temporada en lugar de al final de la anterior", dijo Lincoln, quien afirmó que la temporada se siente como si se hubiera dado "un salto hacia un terreno psicológico muy oscuro".

Rol extraño. Por lo emocionalmente fuertes que son muchas de las escenas que involucran a Negan, con el villano a punto de cortarle un brazo al hijo adolescente de Rick con todo el grupo arrodillado y a su merced sólo para mostrarle quién manda, por ejemplo, Lincoln admitió que se lleva "a casa" muchas de las malas energías del show. "Me las llevo a casa, no duermo. Esta ha sido una temporada difícil, porque por alguna razón mis patrones del sueño se desajustaron. Este es un rol extraño para habitar", dijo el actor, en tanto que aseguró que pensaba que uno de los factores por lo que el público "todavía ve el programa es porque cambia y los personajes cambian". Finalmente, el actor británico consideró que los espectadores también disfrutan de la serie porque les da la "oportunidad de escapar": "Creo que el escapismo es un ingrediente tan vital de la narrativa como cualquier otro".

Comentarios