Policiales
Viernes 26 de Agosto de 2016

Testigos complican a los cinco policías juzgados por secuencia de delitos

El juicio a los cinco policías de la seccional 19 imputados de varios delitos como extorsión, allanamiento ilegal, encubrimiento y falsedad de documentos públicos continuó ayer a mediodía. Acusadores, defensores y jueces escucharon a los testigos de uno de los cuatro sucesos que serán analizados en el trámite: el de Marcelo V. a quien según la fiscalía los uniformados arrestaron con una pistola Glock, extorsionaron y luego liberaron a cambio de la entrega de 3 mil pesos.

El juicio a los cinco policías de la seccional 19 imputados de varios delitos como extorsión, allanamiento ilegal, encubrimiento y falsedad de documentos públicos continuó ayer a mediodía. Acusadores, defensores y jueces escucharon a los testigos de uno de los cuatro sucesos que serán analizados en el trámite: el de Marcelo V. a quien según la fiscalía los uniformados arrestaron con una pistola Glock, extorsionaron y luego liberaron a cambio de la entrega de 3 mil pesos.

Los imputados en este proceso son el comisario Guillermo Ruiz Díaz, la suboficial Lucrecia Bustos, al suboficial principal José Antonio Galván, al suboficial Sebastián Farini y el oficial auxiliar Víctor D'Angelo. En el caso considerado ayer la detención la hicieron efectivos del Comando Radioeléctrico en Espinoza y Calchaquí, donde secuestraron una pistola Glock con 15 balas de punta hueca. Los policías de la 19ª, en este caso Farini y D'Angelo, al llegar al lugar intentaron que el empleado de Comando cambiara el arma, pero el uniformado entregó el procedimiento y se fue. Al llegar a la comisaría con el detenido los agentes, de acuerdo a los fiscales, lo extorsionaron y le pidieron 3 mil pesos para liberarlo sin más.

Según consta en los cuerpos probatorios Farini le dio intervención a la fiscal Gisela Paolicelli, que ordenó la detención de Marcelo V. hasta el día siguiente para la imputativa. Tras recibir el pago producto del chantaje, Farini llamó a otro fiscal, Carlos Sorrentino, y sin informarle que había hablado con su colega le contó otra historia, que plasmó en el acta policial. Con esta versión logró la autorización del funcionario para liberar al detenido.

En la tarde de ayer justamente declararon los dos policías del Comando Radioeléctrico, quienes contaron el episodio y el secuestro del arma. Luego lo hizo el vecino de calle Calchaquí en cuya casa Marcelo V. arrojó la pistola, que luego fue encontrada y secuestrada por los agentes del Comando radioeléctrico.

Por último declararon la fiscal Paolicelli y el fiscal Sorrentino. Estos expresaron los argumentos que sirvieron de base para inculpar a Farini y D"Angelo de falsedad ideológica hacia la fiscalía. En tanto el fiscal Sebastián Narvaja sostuvo que "el comisario Ruiz Díaz avaló con su firma todo el procedimiento".

Comentarios