Edición Impresa
Sábado 05 de Julio de 2014

Tesoros resguardados

"En la biblioteca de la escuela Belgrano los alumnos buscan manuales, pero muchos piden libros con cuentos de terror", dice la bibliotecaria Adriana Sansone, quien trabaja con Fabián de Angelis en la organización, clasificación y resguardo de los libros del establecimiento.

"Hablamos mucho —continúa— con los chicos para que vean que la lectura puede no ser aburrida, como creen algunos. Hacemos actividades y trabajos en base a la película «Corazón de tinta». Ese filme es atractivo y está basado en un libro. Se trata de un relato de fantasías y aventuras de una adolescente y su relación con la lectura. Aparecen personas con el poder de traer a la vida real a seres extraídos de libros".

Sansone también señala que en la actualidad están reacondicionando el espacio de lectura y haciendo tareas de ordenamiento y clasificación de publicaciones, además de reparar textos algunos que están en mal estado. Agrega que la biblioteca también tiene su "tesoro": "Son viejos libros que resguardamos y no se pueden sacar del salón, pero si pueden consultarlos, pero, con mucho cuidado".

Comentarios