Edición Impresa
Sábado 15 de Junio de 2013

Tesis doctorales de la UNR van camino a convertirse en libro

Es un proyecto de la secretaría de posgrado. Un jurado seleccionará los trabajos más atractivos. ¿El premio? La difusión gratuita

Convertir tesis doctorales en un libro. Hacer que esos textos que suelen ser rígidos, crípticos y para pocos, resulten atractivos y legibles para un público más amplio. Ese el desafío que se propuso el área de posgrado de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) que tiene entre manos un proyecto que puede ver la luz en poco tiempo.

El objetivo es publicar los mejores trabajos científicos de los flamantes doctores y conformar, con el tiempo, un compilado que dé cuentas del nivel y variedad de este aspecto de la producción universitaria.

El plan ya está delineado y aunque es necesario afinar detalles, la intención es que pase en los próximos meses a ser evaluado por el Consejo Superior (que reúne a los representantes de los docentes, graduados y estudiantes), que deberá dar el visto bueno.

Norma Desinano, secretaria de posgrado de la UNR explicó que "es una propuesta que nació hace más de un año y que ahora cobró más fuerza; tenemos una amplísima producción de temas y estamos convencidos de que algunos de ellos pueden formar parte de un libro".

Está claro que dadas las características de las tesis —que tienen un lenguaje específico, están dirigidas a un tribunal evaluador y abordan temas novedosos pero al mismo tiempo extremadamente complejos— es necesario que pasen por las manos de un editor, que a la vez cuente con el aval y confianza de quien la produjo.

Selección. "La idea es que se postulen quienes deseen que sus tesis se publiquen y que luego la selección pase por un jurado que se establecerá específicamente para este fin", remarcó Desinano.

Es probable que quienes cursan sus posgrados en Humanidades, Psicología, por mencionar a algunas carreras, tengan un mayor interés en participar de una propuesta de estas características que aquellos que vienen, por ejemplo, de Ingeniería o Farmacia y Bioquímica. "Sin embargo, abriremos la convocatoria a todos porque se trata justamente de despertar interés aún en quienes quizá nunca pensaron en publicar en un libro", dijo la secretaria, quien destacó que "hay gente que habitualmente publica pero lo hace sólo en revistas especializadas o incluso en publicaciones de facultades de otras partes del país; nosotros queremos darles este espacio a nuestros docentes".

Los tesistas cuyos trabajos sean seleccionados tendrán como recompensa la difusión gratuita de los mismos. Nadia Amalevi, directora de la editora de la UNR, es otra de las entusiastas promotoras de este proyecto. "Somos de las pocas universidades que cuentan con una imprenta propia, lo que nos da la posibilidad de generar mayor cantidad de producciones; nuestro rol es funcionar como servicio de publicaciones y por eso confiamos en esta propuesta de la secretaría de posgrado", dijo

"Es muy importante generar un amplio consenso en los detalles de la propuesta para que cuando se lleve a cabo sean muchos los que estén satisfechos, aunque sabemos que no se puede contentar a todos", agregó Desinano. "Lo procedimental tiene que ser pulido las veces que haga falta", remarcó.

La secretaria de posgrado confirmó que la voluntad del rector, Darío Maiorana, es acompañar este proyecto. "De todos modos, queremos que el Consejo Superior lo avale porque más allá de quien esté al frente, nos parece importante que perdure".

ADAPTACIONES. Para lograr que las tesis formen parte de un libro es imprescindible la labor de un equipo. La voz del autor tiene que ser respetada pero al mismo tiempo es imprescindible la edición para que la narración sea la adecuada para este tipo de libros. explicó Amalevi.

"Las tesis tienen todo un recorrido y la UNR quiere darles la oportunidad a sus autores de que tengan mayor visibilidad", profundizó la secretaria de posgrado quien insistió en que el mayor desafío pasa por lograr que eso que fue concebido como tesis "resulte claro y atractivo".

La propuesta marcha. Las doce facultades que tiene la universidad y sus programas de doctorados gratuitos que son "un logro del que estamos orgullosos" —dice Desinano— la merecen.

Quizá sea la ocasión que muchos esperan para cumplir con aquello de "plantar un árbol, tener un hijo, escribir un libro".

Comentarios