Descanso dominical
Sábado 06 de Agosto de 2016

Terminó la conciliación por la ley de descanso dominical y se vienen los despidos

Las empresas ratificaron su posición contra la norma, mientras el gremio de los mercantiles prepara medidas de acción.

El fracaso de la audiencia convocada ayer en el Ministerio de Trabajo entre el gremio de los mercantiles y las cadenas de supermercados abrió las puertas a un escenario de despidos. En los primeros minutos de hoy, expiró el plazo de la conciliación obligatoria que suspendió 119 despidos lanzados hace 30 días y todo hace suponer que para este lunes comiencen las primeras cesantías en el marco de la ley de descanso dominical. El ministro de Trabajo santafesino, Julio Genesini, mostró ayer su preocupación y "sensación de amargura; los hechos muestran que se arrancó con una postura previa a la vigencia de la norma, y se la mantuvo invariable".

En medio de las últimas discusiones en la sede local del Ministerio de Trabajo, el Sindicato de Empleados de Comercio anticipó su preocupación. El cierre dominical para superficies mayores a los 1.200 metros cuadrados de superficie generó un tironeo que todavía permanece.

Mientras tanto, ayer se agotó la vía administrativa para retener a 119 empleados que habían sido despedidos en julio pasado. Los despedidos, según datos del Ministerio de Trabajo, eran 58 de Coto, 55 de Carrrefour y seis de Jumbo.

"El problema es la soberbia de la firma Coto de hacer lo que quiere y encima quieren echar a la gente bajo el argumento de que están en crisis, en una actitud extorsiva (ver aparte)", señaló Juan Gómez, referente del gremio de los mercantiles.

De las últimas charlas de ayer, los trabajadores suponen que las cadenas Carrefour, Coto y Libertad podrían mostrar flexibilidad frente a la intransigencia de Coto.

"Usaron a la gente como rehenes para protestar contra la ley y ahora la quieren despedir pagándole la mitad de la indemnización y mostrando un desprecio terrible por el personal. Claramente vamos a rechazar este mecanismo perverso; como gremio no lo vamos a permitir", señaló Gómez al estimar que la primera tanda de cesantías que prevé Coto ronda los 58 trabajadores.

Al haberse retirado el paraguas de la conciliación obligatoria, que se otorgó en dos tandas de 15 días (y se llegó al máximo que faculta la ley de 30 días), en los primeros minutos de hoy las empresas quedan liberadas a tomar una determinación.

"Nos reservamos todas las medidas sindicales y jurídicas que analizaremos en un plenario, pero está claro que esta cadena tiene sus locales que explotan de clientes y usa el argumento de que no vende nada", remarcó Gómez.

En cuanto a Carrefour, Jumbo y Libertad, el sindicalista advirtió que "con estas tres empresas se abrió una instancia de diálogo para la resolución del problema". Extraoficialmente se abre un abanico de posibilidades, entre las que figura la reinserción de parte del personal entre los lunes y sábados, la toma de empleo de parte de otras empresas que no fueron alcanzadas por la ley dominical o bien la aceptación del retiro voluntario de una porción de estos trabajadores.

Incertidumbre. El director de Coto, Guillermo Calcagno, expresó su visión del conflicto. "La realidad del sector es que los despidos llegarán a los 350, pero qué pasará el lunes no lo sabemos", dijo en diálogo con La Capital.

En este sentido, el ejecutivo expresó el "profundo dolor de lo que pasa en Rosario". Y aseguró que la cadena nacional de supermercados "hizo todo lo que tuvo al alcance" antes de anticipar que se verá reducida la "plaza Rosario tras 10 años de un esquema de negocios que se con un mensaje al inversor que no es bueno y máxime cuando hay gente en el medio".

Tras la audiencia de ayer, el ministro de Trabajo santafesino Julio Genesini analizó la situación. "Las empresas ratificaron su postura de desvincular a los trabajadores y ante un nuevo conflicto convocaremos a las partes para generar ámbitos de discusión y ver los cursos de acción a futuro".

Hasta ayer entrada la tarde, el ministro no había sido notificado de los telegramas de despidos. Lo que sí aportó Genesini fue que las firmas buscan indemnizar por el 50 por ciento de lo establecido al argumentar una disminución en las ventas.

Frente a un lunes complicado, Genesini dijo que existía la aspiración de conservar los puestos de empleo.

El martes pasado, la Justicia volvió a expedirse a favor del descanso dominical planteando la constitucionalidad tanto de la ley aprobada por la Legislatura provincial como de la ordenanza local que la ratifica.

Se trata de un fallo de la jueza de Civil y Comercial Nº 2, Julieta Gentile, que, ante la presentación de la cadena Coto, resolvió sobre la cuestión de fondo en contra del pedido de inconstitucionalidad interpuesto por la empresa, como ya lo había hecho en el caso de Carrefour a principio de julio pasado.

Comentarios