Central
Lunes 21 de Noviembre de 2016

Teo, goleador y provocador

Gutiérrez anotó por primera vez con la camiseta de Central. Luego fue expulsado por festejar haciéndoles gestos provocativos a los hinchas de Boca. Hizo claras señas como si tuviera la camiseta de River y luego se tapó la nariz.

La vuelta de Teofilo Gutiérrez a la titularidad le metió mayor expectativa al encuentro. Lo que reclamaba se le daba en un partido especial. Por lo que significaba para el colombiano enfrentar a Boca. No había marcado con la camiseta de Central y era la oportunidad justa para romper esa racha y alimentar toda la confianza. Sabía que iba a estar en un escenario adverso, aunque eso es algo que lo motiva aún más. Y Teo se dio el gusto de anotarle por primera vez, pero todo lo bueno que hizo en esa definición lo tiró por la borda con un gesto antideportivo que generó una reacción que derivó en su expulsión y la de Centurión. Algo reprochable para un futbolista que reclama titularidad y cuando la tiene la desaprovecha. Como si fuera poco, fue denunciado "por incitación a la violencia" (ver aparte).

   La tarde arrancó con un cachetazo rápido del xeneize que parecía poner en aprietos al canalla. Pero Central fue y mostró a un Teo ansioso por romper el cero ante Boca después de una semana intensa con declaraciones picantes en las que puso en duda su continuidad en Arroyito y hasta se quejó de que nunca había tenido un mano a mano. Ayer quería tener reivindicación. Y en la primera pelota que tuvo en los pies intentó sorprender con un disparo desde lejos que se fue muy desviado.

   Estaba movedizo entre los espacios que dejaban los centrales y los complicaba con desplazamientos sin pelota. Hasta que llegó la jugada justa y un pase preciso. Lo Celso la ubicó con justeza entre los defensores para el colombiano, quien en soledad definió con suma tranquilidad y con toda la calidad que posee.

   Desde lo futbolístico un gesto técnico tremendo y conocido de Teo. Aunque también son conocidas sus reacciones. Innecesarias en este caso porque lo único que consiguió fue dejar la cancha de manera muy prematura.

   En el festejo hizo la seña de una banda cruzando el pecho (por River, club del que es hincha), lo que desató la hecatombe, porque todos los locales no sólo se le fueron al línea reclamando posición dudosa (estaba habilitado) sino al colombiano. Empujones, tumulto y caídas terminaron con Teo, al que Ferrari intentó calmar, viendo la roja junto a Centurión.

   En la caminata cansina hacia el túnel, Teo miró al cielo y agradeció bajo una ola de silbidos. Y antes de bajar las escaleras hizo otra seña para dejar aún más fastidiosos a los hinchas ubicados en la popular.

   Central se privó de tener un jugador importante en la cancha, todo por actitudes que no conducen a nada. Sólo alimentan rispideces y elevan la temperatura interna de los protagonistas del juego. Por suerte para él Central logró mantener la calma y rescató un punto con sabor a mucho.

   En apenas un cuarto de hora pasó de todo. Con Teo como protagonista principal. Porque en ese puñado de minutos le gritó por primera vez a Boca en su casa, debutó en la red con la casaca canalla y se fue expulsado en una noche que podía ser especial. La empañó. Todo un despropósito.

El colombiano fue denunciado

Apenas terminó el partido en la Bombonera a Teo Gutiérrez le labraron un acta por "incitación a la violencia" y tendrá cinco días hábiles para realizar el descargo. Un fiscal estaba observando el cotejo y al ver los gestos que realizó el delantero colombiano en el festejo se hizo presente en el estadio para realizar el acta contravencional. "No es necesario que esté Teo, lo puede hacer por escrito un abogado", le dijo a Ovación el vicepresidente canalla Ricardo Carloni.






Ya sabemos la clase de jugador que es Teo. Son normales estas actitudes. No me sorprende lo que hizo en el festejo"

Carlos Tevez (Boca)

Comentarios